5 Síntomas de líquido de transmisión quemado

Un líquido de transmisión es un tipo especial de lubricante formulado para garantizar el buen funcionamiento de los componentes móviles de la transmisión de un vehículo. Hay diferentes tipos de líquidos de transmisión, especialmente para transmisiones automáticas y transmisiones manuales.

Una transmisión automática necesita un fluido que no sólo lubrique sus componentes, sino que también los mantenga fríos y proporcione la potencia del motor a la transmisión. Si el líquido de la transmisión es viejo o no es lo suficientemente adecuado para hacer su trabajo correctamente, entonces se quemará.

A veces puede ser un problema de la propia transmisión, en cuyo caso tendrás que reconstruirla o sustituirla. Pero, en la mayoría de los casos, basta con sustituir el líquido de la transmisión por uno nuevo que esté formulado para servir a la transmisión de tu vehículo en particular.

Ver también: Cómo comprobar el estado del líquido de la transmisión

Índice de Contenido
  1. ¿Qué causa el líquido de transmisión quemado?
    1. Carga elevada sostenida
    2. Flujo de transmisión bajo
    3. Solenoide defectuoso
  2. Principales síntomas de un líquido de transmisión deficiente
    1. 1) Olor a quemado
    2. 2) Fuga de fluidos
    3. 3) Dificultad para cambiar de marcha
    4. 4) Humo
    5. 5) La transmisión se ha sobrecalentado
  3. Cómo reparar el líquido de transmisión quemado

¿Qué causa el líquido de transmisión quemado?

La causa más común de que se queme el líquido de la transmisión es el sobrecalentamiento de la misma. Una transmisión puede recalentarse por varias razones.

Carga elevada sostenida

alta velocidad

Una causa común es girar la transmisión con demasiada fuerza. Si conduces mucho por colinas empinadas, remolcas cargas pesadas o llevas tu coche a la pista, corres el riesgo de sobrecalentar la transmisión.

Estas situaciones se mitigan con refrigeradores externos de la transmisión, e incluso algunos vehículos se diseñan teniendo en cuenta estas situaciones.

Flujo de transmisión bajo

comprueba el líquido de transmisión caliente o frío

Otra causa de sobrecalentamiento de la transmisión es la falta de líquido de transmisión. Además de llenar el cuerpo de la válvula, el líquido de transmisión lubrica los componentes internos de la transmisión.

El funcionamiento del vehículo con un nivel de líquido crónicamente bajo aumenta el riesgo de sobrecalentamiento de la transmisión, por lo que debes comprobar el nivel de líquido y rellenar el líquido de la transmisión si es necesario.

Solenoide defectuoso

qué es un cuerpo de válvula

Un solenoide es un componente mecánico que se controla mediante una señal eléctrica. Dentro del cuerpo de la válvula, hay muchos solenoides que regulan el flujo del líquido de la transmisión.

Si un solenoide falla, puede privar a tu transmisión de líquido vial en una zona determinada, lo que provoca un calor y un desgaste excesivos

Principales síntomas de un líquido de transmisión deficiente

Si sigues conduciendo tu vehículo mientras el líquido de la transmisión está mal o quemado, acabará arruinando tu transmisión, si no lo ha hecho ya.

Para aumentar tus posibilidades de salvar el motor, tienes que reconocer los síntomas del líquido de transmisión quemado, para poder hacer algo al respecto lo antes posible. Estos son algunos signos comunes de líquido de transmisión quemado.

1) Olor a quemado

olor a quemado

Uno de los primeros síntomas que reconocerás es el olor a quemado que desprende el líquido de la transmisión dentro de tu vehículo. Este olor a quemado se debe a toda la fricción adicional creada por los engranajes, lo que hace que se sobrecalienten y se quemen.

El resultado es un olor a quemado que se hace más fuerte cuanto más tiempo pasa. Desde luego, no es normal que el líquido de la transmisión haga esto. El líquido de la transmisión debe tener un olor dulce, no un olor a quemado.

2) Fuga de fluidos

fuga de líquido de la transmisión automática

Si tu transmisión tiene una fuga de líquido, el líquido restante se quemará más porque no hay suficiente líquido para lubricar adecuadamente los componentes de la transmisión.

Esto significa que se sobrecalentarán más rápido porque no se enfrían lo suficiente.

3) Dificultad para cambiar de marcha

difícil de cambiar de marcha

La transmisión es lo que te permite cambiar de marcha. Si el líquido de la transmisión se quema, provocará más dudas cuando intentes cambiar de marcha. Para colmo, las marchas pueden cambiar solas mientras conduces.

A veces no podrás cambiar de marcha en absoluto. Sea cual sea el caso, debes hacer que un profesional revise tu coche inmediatamente. Puede que tu líquido esté quemado o que tengas muy poco líquido.

4) Humo

humo del motor

Si la temperatura del líquido de la transmisión empieza a ser muy alta, puedes incluso ver que sale humo de la transmisión.

Esto debería ser una señal de advertencia bastante clara de que algo va mal y que tienes que hacer que te lo miren inmediatamente. No sigas conduciendo.

5) La transmisión se ha sobrecalentado

¿qué es el modo limpiezas?

Una transmisión sobrecalentada puede causar todos estos otros síntomas. Tu vehículo puede entrar en modo de cojera para proteger los componentes, puede encenderse la luz de comprobación del motor y puede que tengas que esperar un tiempo o reiniciar la ECU hasta que el vehículo pueda conducirse con normalidad.

Hay diferentes etapas de una transmisión sobrecalentada que debes tener en cuenta, según la temperatura que alcance. Estas cifras de temperatura serán diferentes para cada transmisión, pero a continuación se muestra un ejemplo para destacar la creciente gravedad

Si la temperatura alcanza unos 220°F, los componentes metálicos de la transmisión pueden estar recubiertos de barniz. Si la temperatura alcanza los 240 °F, puedes ver que las juntas de goma se endurecen. Las juntas duras tienen fugas y deben ser sustituidas.

A 260 °F, es probable que la transmisión patine. Esto podría dejarte tirado durante un tiempo, al menos hasta que la unidad se enfríe. Si dejas que la transmisión alcance los 295°F, entonces toda la transmisión puede fallar y requerir su reconstrucción o sustitución.

Ver también: Coste medio de cambiar el líquido de la transmisión

Cómo reparar el líquido de transmisión quemado

La solución para arreglar el líquido de transmisión quemado es muy sencilla: si el líquido de transmisión tiene olor a quemado, hay que cambiarlo. Si necesitas un simple vaciado y llenado o un lavado de la transmisión es algo que se puede debatir. Dependerá de tu vehículo y del tiempo que haya pasado desde que se sustituyó el líquido de la transmisión.

¿Tienes una transmisión con más de 150.000 millas en el fluido original? Muchos talleres te recomendarán que hagas un vaciado y llenado en lugar de un lavado del líquido de transmisión. En algunos casos, el lavado de una transmisión antigua puede introducir problemas de deslizamiento de los engranajes en una transmisión que funciona perfectamente. Para obtener los mejores resultados, consulta al técnico de tu tienda

Si quieres conocer otros artículos parecidos a 5 Síntomas de líquido de transmisión quemado puedes visitar la categoría Mantenimiento.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu valoración: Útil

Subir