Cómo Limpiar El Radiador Del Coche

Limpiar el sistema de refrigeración de tu vehículo es una de las tareas que puede parecer abrumadora al principio. Sin embargo, no te preocupes demasiado por eso. En este artículo, te enseñaremos exactamente Cómo Limpiar El Radiador Del Coche fácilmente.

Aprenderás sobre las herramientas y el equipo que necesitarás, así como sobre las precauciones de seguridad esenciales que debes considerar durante todo el proceso. Nos hemos encargado de describir toda la operación, paso a paso, de principio a fin.

Cómo Limpiar El Radiador Del Coche Por Fuera

Cómo Limpiar El Radiador Del Coche Por Fuera
Cómo Limpiar El Radiador Del Coche Por Fuera

Comencemos primero con el exterior del radiador. Esto implica eliminar toda la suciedad, piedras, insectos y otras materias extrañas en y alrededor de las aletas en la parte delantera del radiador.

Deshacerse de cualquier residuo que se haya acumulado en el exterior del radiador asegura una circulación de aire adecuada, que es esencial para bajar la temperatura del refrigerante caliente.

Usando una botella de spray

  1. Deja que el radiador se enfríe. Asegúrate de que el radiador esté completamente frío al tacto antes de iniciar el procedimiento de limpieza.
  2. Diluye la solución limpiadora con agua. La proporción de solución a agua es relativa a la marca del producto que estás adquiriendo, así que asegúrate de revisar la etiqueta trasera del limpiador para obtener más instrucciones.
  3. Transfiere la solución a una botella rociadora. Una vez que hayas preparado su solución diluida, viértela en una botella rociadora limpia.
  4. Aplica la solución. Rocía la solución preparada en las aletas del radiador.
  5. Utiliza un cepillo para limpiar las aletas. Obtén un cepillo de cerdas suaves y limpia a fondo cualquier residuo que se haya acumulado dentro y alrededor de las aletas del radiador. Ten cuidado de no doblar las aletas, para eso, utiliza movimientos en el mismo sentido de las aletas.
  6. Endereza las aletas deformadas. Si ves alguna aleta doblada o deformada, toma con cuidado un destornillador de punta plana para remodelarlas. También puedes usar cualquier accesorio delgado como un picahielos, o incluso un palillo de dientes. También existen peines especiales para radiadores que puedes usar para enderezarlas.
  7. Enjuaga con agua limpia. Si estás utilizando una manguera, asegúrate de ajustarla a baja presión para garantizar una limpieza suave. Repite los pasos hasta que el agua se aclare después del enjuague.
  8. Deja secar. Deja que las aletas del radiador se sequen al aire libre. No enciendas el motor hasta que consideres que están secas.

Usando una manguera

Alternativamente, también puede usar una manguera con una boquilla para lavar el exterior del radiador. Al igual que en el método anterior, espera a que el radiador se enfríe por completo y luego cepilla las aletas del radiador con una ligera presión.

Asegúrate de usar un cepillo de nailon suave y no vayas contra las aletas. Una vez que hayas terminado, saca la manguera y enjuaga todo, permitiendo que el agua fluya desde el exterior hacia el interior.

Cómo Limpiar El Radiador Del Coche Por Dentro

Toda la operación se puede dividir en siete etapas distintas.

  1. Comenzamos por la preparación del lugar, así como la obtención de las herramientas y materiales necesarios.
  2. Luego realizaríamos el drenado del refrigerante viejo.
  3. A continuación, se realiza la limpieza del radiador.
  4. En cuarto lugar, se vacía el limpiador, dejando el sistema limpio y ordenado.
  5. Después debes enjuagar el radiador con agua.
  6. Finalizado el enjuague, agrega el nuevo anticongelante.
  7. Y por último, eliminamos todos los químicos.

Asegúrate de leer todos los pasos detenidamente antes de comenzar. Estar familiarizado con todo el proceso, de principio a fin, te ayudará a prepararte y a que el proceso se desarrolle sin problemas.

Herramientas y materiales necesarios

  • Bandeja de drenaje o cubeta.
  • Juego de llaves combinadas.
  • Destornilladores de pala y estrías.
  • Trapos.
  • Recipientes para refrigerante viejo y el limpiador usado.
  • Gato hidráulico o mecánico.
  • Soportes de gato.
  • Anticongelante nuevo para cambiar.
  • Limpiador para radiadores.
  • Agua destilada.
  • Gafas de seguridad.
  • Mascarilla.
  • Guantes.

También te puede interesar Ruidos En El Aire Acondicionado Del Coche: Causas, Soluciones

1. Preparación Inicial

Hay una razón por la que hemos incluido el equipo de seguridad (gafas, mascarilla y guantes) en la sección "Herramientas necesarias" anterior. Vas a estar lidiando con productos químicos tóxicos que pueden ser peligrosos si se manejan de manera incorrecta.

No decimos esto para asustarte. Con el equipo adecuado y el nivel adecuado de precaución, puedes eliminar cualquier riesgo potencial de lesiones. Asegúrate de mantener tu máscara, guantes y protección para los ojos cuando estés en contacto directo con productos químicos.

Puede parecer obvio, pero debes tomarte un descanso en algún momento, si así lo requieres. Recuerda prepararte nuevamente cuando estés listo para regresar al trabajo. La inhalación de vapores de anticongelante puede irritar los senos nasales y el tracto respiratorio.

Los productos químicos también pueden ser irritantes si accidentalmente los pones en contacto con la piel o los ojos. El equipo de protección, junto con un manejo cuidadoso, es la manera perfecta de prevenir esto. No te expongas al peligro innecesariamente.

Mira También:
Cómo Anular El Inmovilizador Del Coche - Tutorial

Protege a los niños y a los animales

El anticongelante es de color neón y tiene un olor dulce. Estas cualidades pueden atraer a miembros vulnerables de la familia, como tus hijos y mascotas. Asegúrate de guardar los productos químicos no utilizados fuera del alcance de manos o patas curiosas.

Si derramas productos químicos en el piso, haz todo lo posible para limpiarlos. No solo protegerás a tu familia. La vida silvestre también puede deambular o ingerir estos charcos. Una vez más, algunas precauciones sencillas contribuirán en gran medida a proteger a las personas y los animales.

Mantén la ventilación

Si estás en tu garaje, deja la puerta abierta para ventilar. Deberás encender el motor varias veces durante el proceso, y esto nunca debe hacerse en interiores.

También debes hacer circular aire fresco cuando trabajes con productos químicos. Te recomendamos que hagas este trabajo al aire libre, para una máxima circulación de aire. Encontrar un espacio de trabajo agradable y sombreado es, en nuestra opinión, el escenario ideal para este proyecto.

Eliminación correcta

Deshacerse de los productos químicos que salen del radiador, por el alcantarillado, no solo es peligroso, sino que también puede ser ilegal. Consulta con tu mecánico para conocer las regulaciones sobre la eliminación de refrigerantes.

Algunos tipos de anticongelante se pueden reciclar. Verifica si los que estás usando se pueden reciclar y cuál sería el procedimiento. Lo importante es que no elimines el refrigerante por el alcantarillado. La eliminación adecuada te protegerá de posibles multas y protegerá al medio ambiente.

2. Drena el refrigerante viejo

Teniendo todo preparado, y con tus implementos de seguridad, herramientas y materiales a la mano, comencemos por drenar el refrigerante que tiene el coche en su sistema.

Estaciona bien tu auto

Elige un lugar para estacionar tu automóvil donde puedas permanecer cómodo durante las próximas horas. Debes ubicarte en un lugar plano, se deben evitar pendientes, colinas o superficies rocosas. Ten mucho cuidado con este punto.

Intenta elegir un lugar techado. Si esto no es posible, elige un lugar con sombra. No conviene trabajar bajo la luz solar directa con productos químicos durante horas. Recuerda que si estás drenando el radiador de tu automóvil en tu garaje, asegúrate de dejar la puerta abierta para ventilación.

Deja que el motor se enfríe

Si has recorrido cierta distancia para llegar al lugar que seleccionaste para trabajar, deja que el motor se enfríe antes de arrancar porque el anticongelante estará hirviendo.

Levanta tu automóvil a un nivel en el que no tengas que luchar para meterte debajo de él. Una vez levantado, usa soportes. Nunca trabajes debajo de tu automóvil sostenido solo por un gato, no es seguro.

Retira la tapa del radiador

Abre el capó de tu automóvil y retira la tapa del radiador ubicada en la parte superior del radiador. Asegúrate de ponerla en un lugar seguro, para que la tengas disponible cuando la necesites.

Cómo Limpiar El Radiador Del Coche
Cómo Limpiar El Radiador Del Coche

Coloca la bandeja de drenaje en posición

Coloca la cubeta o bandeja debajo del tapón de drenaje. Alternativamente, puedes usar un embudo con una manguera y un galón vacío, aunque este método es más incómodo. Elige el método que mejor se adapte a tus necesidades.

Quita el tapón de drenaje del radiador

El tapón de drenaje por lo general se encuentra en la parte inferior del radiador, muy cerca de la conexión de la manguera de salida. Necesitarás usar una llave de boca o combinada para quitarlo.

Al quitar el tapón, caerá todo el contenido del sistema en la cubeta o bandeja.

Deja que todo el líquido se escurra

Drena el refrigerante, asegurándote de que salga todo el refrigerante viejo. Recuerda que necesitas conocer la capacidad de tu sistema, y tener una bandeja de goteo o recipiente lo suficientemente grande para contener esa cantidad de líquido.

El líquido drenado debe ser aproximadamente igual a la capacidad nominal de tu vehículo.

Cómo Limpiar El Radiador Del Coche
Enderezar las aletas

3. Usa el limpiador de radiadores

Prepara tu limpiador de radiador y tenlo a mano, listo para agregar. Cierra el tapón de drenaje, asegurándote de que esté bien apretado.

Ahora regresa tu vehículo al piso nuevamente, ya que tu automóvil no necesita estar elevado para este paso. Aplica el producto como se indica en las instrucciones de la etiqueta.

Cubre el producto químico con agua destilada y vuelva a colocar la tapa del radiador. Luego cierra el capó de tu automóvil y haz funcionar tu motor durante el tiempo especificado por las instrucciones del producto.

Esto se hace para que el sistema pueda recircular el producto y realizar la limpieza interna en todo el sistema, y no solamente en el radiador. El limpiador hará el mismo circuito que hace el refrigerante.

4. Drena el limpiador

Ahora que el producto ha cumplido su propósito, es hora de vaciarlo. Drenar el agente de limpieza funciona de la misma manera que drenar el anticongelante usado.

Entonces, harás los mismos pasos que diste en el drenaje del refrigerante, pero esta vez, para drenar el limpiador. Debes dar tiempo a tu motor, y al agente de lavado, para que se enfríe.

Mira También:
Ficha Técnica Del Audi A3 Sportback 2020-2021 + Diseño Y Característica

Aprovecha esta oportunidad para un descanso. Cuando consideres que ya el motor está frío, procede con los pasos.

  • Levanta tu automóvil con el gato.
  • Coloca los soportes de gato.
  • Retira la tapa del radiador.
  • Coloca la bandeja de drenaje en posición.
  • Quita el tapón de drenaje del radiador.
  • Deja que todo el líquido se escurra.
  • Mueve la mezcla a los recipientes que preparaste para tal fin. Séllalos herméticamente y colócalos con tu antiguo refrigerante. Vas a tirar todos esos contenedores más tarde.

5. Enjuaga el radiador con agua

Ahora debes enjuagar el radiador y el sistema de enfriamiento al menos una vez más con agua limpia. Esto es para asegurar que no queden residuos de producto, tapones de lavado u otros contaminantes en el interior.

Sigue estas instrucciones:

  • Cierra el tapón de drenaje.
  • Baja el coche al piso nuevamente.
  • Llena el radiador con agua.
  • Vuelve a colocar la tapa del radiador y cierra el capó.
  • Arranca el motor y déjalo funcionar durante cinco a quince minutos.
  • Ahora espera hasta que el ventilador del radiador arranque y enfríe el sistema.
  • Apaga el motor.
  • Levanta tu coche con el gato nuevamente.
  • Coloca la bandeja de drenaje.
  • Abre el tapón de drenaje.
  • Deja que todo el líquido se escurra.
  • Recoge el líquido en los recipientes planificados para tal fin.

Repite este procedimiento hasta que el agua que drenes esté clara. Dependerá de qué tan sucio esté tu sistema de enfriamiento. No debería ver ningún rastro de suciedad, abrillantador o anticongelante viejo en la bandeja de drenaje.

En situaciones normales con dos o tres recirculaciones de agua es suficiente. Una vez que el agua esté clara, repite el proceso una última vez con agua destilada.

El agua del grifo puede contener compuestos corrosivos, que no deseas que circulen en tu vehículo. Un enjuague final con agua destilada debería ser suficiente para eliminarlos.

6. Llena el sistema con refrigerante nuevo

Una vez que hayas llegado a esta etapa, ya casi has terminado, la parte más difícil ha sido completada. Lo último que harás por tu automóvil es agregar el nuevo refrigerante.

  • Aprieta y cierra firmemente el tapón de drenaje. Esta es la última vez que lo harás, así que asegúrate de que no esté suelto.
  • Por última vez, baja el vehículo al suelo.
  • Llena el radiador o depósito de refrigerante con la cantidad necesaria de anticongelante.
  • Sigue las instrucciones de la marca específica que compraste. Por ejemplo, algunos vienen pre-diluidos y otros pueden requerir que agregues agua destilada.
  • Cierra la tapa del radiador. Al igual que con la válvula de drenaje, asegúrate de que esté segura.
  • Baja el capó.
  • Vuelve a encender el motor, pero esta vez para comprobar que no existe alguna fuga por el sistema. Deja que circule por unos minutos y asómate por debajo del coche para comprobarlo.
Cómo Limpiar El Radiador Del Coche
Refrigerante

7. Elimina el refrigerante viejo y el limpiador usado

Como te lo mencionamos, debes investigar donde puedes botar estos líquidos. No lo puedes hacer por el drenaje de la casa. Puedes llevarlo al sitio de reciclajes más cercano a tu casa.

¿Por Qué Limpiar Un Radiador?

Limpiar el radiador correctamente es una forma de garantizar que tu vehículo siempre esté frío. Si la temperatura aumenta, otras partes del motor pueden funcionar mal, derretirse o incluso explotar.

Es importante destacar que aquí estamos hablando de limpiar el radiador y no solo de controlar el nivel del agua, que también es relevante.

Limpiar el radiador es una tarea laboriosa y de varios pasos, pero en este texto te hemos explicado todo lo que necesitas saber para hacerlo tú mismo o comprobar que el trabajo se está haciendo bien.

Es necesario realizar una limpieza profunda de vez en cuando. El manual del propietario debe indicarte la frecuencia con la que debes hacerlo.

Hay dos buenas razones para limpiar tu radiador:

En primer lugar, porque es parte de las prácticas de mantenimiento estándar que permiten que tu radiador cumpla con su función. En segundo lugar, puede ser necesario si estás utilizando un producto anti-fugas.

Por mantenimiento

Como el aceite de motor y la gasolina, el anticongelante no es inmune al envejecimiento. El líquido acumula partículas, óxido, partículas metálicas y otros contaminantes a medida que circula.

Este tipo de suciedad hará que el refrigerante se descomponga con el tiempo. Puede formar ácidos que pueden provocar corrosión.

Cuando el producto ha pasado su mejor momento, no mantiene las cosas frescas con tanta eficacia como cuando es nuevo. Esto significa que el motor se sobrecalentará repetidamente.

A su vez, las piezas móviles estarán sujetas a un mayor desgaste. Si no lo reemplazas, puedes dañar tu automóvil y causarle algunos problemas.

No es aconsejable drenarlo y agregar nuevo refrigerante. Los residuos aún pueden tener efectos nocivos. Una limpieza a fondo ayudará a deshacerse de los elementos sobrantes.

Mira También:
Cómo Recuperar Una Batería De Coche Muerta

También puedes eliminar los depósitos de sedimentos, que pueden provocar bloqueos.

Por el sellado de fugas

Algunos productos anti-fugas de radiador requieren la limpieza del sistema antes de su uso. Es posible que no sean compatibles con tu anticongelante actual. Algunas marcas tienen más probabilidades de ensuciar que otras, y por ello, es necesario realizar una limpieza profunda antes de usar el producto anti-fugas.

¿Cuándo Se Debe Limpiar El Radiador?

La recomendación varía, por supuesto, de un vehículo a otro. Es bueno consultar el manual para ver si hay una indicación clara. Si no es así, conviene cambiar el refrigerante del radiador cada 30.000 kilómetros o cada dos años.

Cambiar el líquido es una parte muy importante de la limpieza del radiador y es una actividad que, debido a que requiere algo de tiempo y cuidado, termina por realizarse junto con la limpieza.

 Beneficios De Limpiar El Radiador

No hace falta decir que lavar el radiador tiene muchos beneficios. Éstos son solo algunos:

1. Elimina óxidos y acumulación de sarro

Lavar el radiador te ayuda a deshacerte de los depósitos de óxido y sarro que se acumulan con el tiempo. Esto evita el sobrecalentamiento que podría ocurrir cuando estos depósitos se dejan desatendidos.

2. Elimina contaminantes

La limpieza de tu radiador también ayuda a eliminar el anticongelante viejo que probablemente podría contener contaminantes. Cuando no se notan, estos contaminantes pueden obstruir el sistema de enfriamiento. Por lo tanto, es importante aclararlos con regularidad.

3. Control instantáneo

Si un profesional realiza el enjuague y la limpieza, es probable que también revise todo el radiador. Lo bueno de esto es que podría hacerlo todo de una vez.

4. Evita la formación de óxido y espuma

Los aditivos del anticongelante recién llenado detendrán la oxidación y la formación de espuma en el sistema de enfriamiento. De esta forma, todo el sistema podrá funcionar de manera óptima.

¿Cuáles Son Los Productos Adecuados Para Limpiar El Radiador?

Es hora de hablar sobre una diferencia importante entre dos tipos de productos: el refrigerante y el limpiador del radiador.

Dado que cambiar el líquido del radiador es una de las cosas más importantes para limpiar esta pieza, muchas personas terminan confundiendo los dos materiales.

Hoy en día existen productos específicos para la limpieza del radiador, normalmente están compuestos por ácidos, capaces de eliminar o fundir la suciedad atrapada en el equipo.

El líquido refrigerante, por otro lado, está compuesto por agua desmineralizada y aditivos anticongelantes, en partes iguales. Es posible comprarlos por separado y mezclarlos antes de la inserción, o incluso listos para usar en un solo líquido.

Además, vale la pena decir que cada vehículo utiliza diferentes fluidos, que se identifican por sus colores.

La mayoría de los automóviles usan líquido verde, los modelos Toyota generalmente usan rojo, por lo que se recomienda que consultes el manual del propietario antes de limpiar.

También se recomienda no mezclar fluidos de diferentes marcas y colores, porque cada uno de ellos tiene propiedades diferentes y el resultado puede ser muy perjudicial.

Consejos Para Mantener El Radiador

Ahora, no querrás que todo el esfuerzo que hiciste en descargar y limpiar tu radiador, se desperdicie. Aquí hay algunos consejos que te pueden ayudar a mantener tu radiador en buenas condiciones.

1. Rellena siempre el líquido del radiador

Asegúrate de tener siempre una cantidad suficiente de líquido para radiadores. El refrigerante y el agua estén siempre en una proporción de 50-50. Si no quieres arriesgar la proporción, siempre puedes obtener una mezcla ya preparada en tu tienda de suministros para automóviles de confianza.

2. Revisa que la tapa del radiador esté segura

Esto es para asegurar que la cámara de enfriamiento permanezca bajo presión, evitando así fugas y otros problemas. La fijación de la tapa del radiador asegura que la cámara de refrigerante esté bajo presión y mantiene el circuito aislado del exterior.

3. No mezcles refrigerantes de diferentes colores y marcas

Cada refrigerante tiene propiedades y características diferentes, dadas principalmente por los aditivos que el fabricante agrega. Si mezclas refrigerantes, puede pasar que algunos aditivos actúen sobre otros, eliminándose y afectando el desempeño de la mezcla.

Si el refrigerante no cumple con su función, puede afectar gravemente al rendimiento del motor, ocasionando daños aún más graves.

Para Cerrar

También te puede interesar Cómo Descarbonizar El Motor De Mi Coche

Puedes darte cuenta de que tienes un radiador obstruido una vez que comienzas a ver signos como el sobrecalentamiento del motor y la calefacción deficiente en la cabina. Pero, ¿por qué esperar a que esto suceda cuando un simple mantenimiento del radiador puede ayudarte a evitarlo?

Por eso es esencial aprender a limpiar adecuadamente el radiador de tu coche, según los tiempos estipulados por el manual del coche. El mantenimiento preventivo es la mejor forma de cuidar tu coche y alargar su vida útil.

►TAMBIÉN DEBERÍAS LEER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciéndote contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más información