Las 4 Fallas Más Comunes del Alternador

El alternador es un dispositivo del sistema eléctrico del coche, vital para el funcionamiento general de tu vehículo. Se encarga de generar la energía eléctrica necesaria para que el motor funcione y adicionalmente, cargar la batería. Sigue con nosotros, que te explicaremos las fallas comunes del alternador y cómo reparar este dispositivo.

Un alternador dañado o defectuoso parcialmente, puede acarrear una serie de fallas que deben atenderse de inmediato, si no quieres quedarte varado en la carretera. Para entrar de lleno a estas fallas, primero te explicaremos la función del alternador.

Las 4 Fallas Comunes del Alternador
Alternador. Las 4 Fallas Comunes del Alternador
Índice de contenidos

    ¿Qué es el Alternador en el Coche?

    El alternador, una parte del automóvil del sistema eléctrico, se usó durante mucho tiempo antes de ser adoptado por la industria automotriz. La tecnología eléctrica se dio cuenta rápidamente de la dificultad de volver a energizar una batería y finalmente encontró una solución permanente para recargarla con energía mecánica.

    Compuesto por un imán y una bobina de cobre, la creación de corriente por el alternador, es suficiente para alimentar pequeños circuitos mientras se restaura el voltaje inicial de una batería.

    Claramente, el motor transfiere el movimiento de rotación a través de una correa al alternador, que crea y distribuye la carga a la batería, así podemos usar nuestros faros y otros sistemas eléctricos del coche.

    Cabe señalar que este sistema solo funciona y produce electricidad cuando el motor está en movimiento. De lo contrario, es la batería la que funciona en ese sentido, vertiendo todo su potencial en el circuito sin regenerarse y ese es el verdadero peligro ante una avería del alternador en la carretera.

    En el pasado, el alternador se utilizaba principalmente para suministrar la electricidad necesaria para el sistema de iluminación del coche.

    Hoy en día, el alternador no solo debe proporcionar energía para el sistema de iluminación, sino también para la batería de arranque y otros equipos eléctricos, como los reguladores de ventanas, los sistemas de seguridad y hasta el estéreo.

    Por eso, en muchos lugares es más conocido como generador más que como alternador. El principio básico de un alternador es siempre el mismo, parte de la energía de rotación del cigüeñal se convierte en energía eléctrica.

    La función del regulador

    El sistema eléctrico del vehículo necesita voltaje constante. Como la tensión inducida en las bobinas del estator depende de la velocidad del campo magnético y, por lo tanto, también de la velocidad del motor, ésta debe regularse.

    Antes, cuando todavía había redes a bordo de 6V y alternadores de CC, el regulador era un componente casi mecánico (regulador de contacto) y estaba ubicado al lado del alternador en el compartimiento del motor.

    Hoy en día, cuando hablamos de regulador o controlador de carga, generalmente nos referimos a la unidad de control completa, que está montada en la parte posterior del generador.

    Esta unidad de control consta del rectificador auxiliar, las escobillas de carbón y el propio regulador de carga. Los diodos rectificadores se montan por separado sobre o en la carcasa del alternador.

    El propio regulador de carga funciona con transistores, con los que se mantiene constante la tensión de a bordo y, por tanto, la tensión de carga.

    También te puede interesar Las 5 Fallas Comunes del Embrague

    La función de la luz de carga en el tablero

    La luz de la batería se enciende repentinamente o mientras conduces. Pero, de hecho, su designación técnicamente correcta no es luz de batería, sino luz de control de carga.

    Esto significa que esta lámpara se enciende cuando la batería del automóvil no está cargada por el alternador y la energía necesaria para el funcionamiento, solo es suministrada por la batería del coche.

    Cuando el motor no está funcionando, pero el encendido está activado, es normal que esta luz esté encendida en el tablero. Si la luz no se apaga cuando arrancas el coche, es que existe una falla en el alternador.

    Fallas Comunes del Alternador

    Lo más común es creer que, cuando existe algún desperfecto eléctrico en el coche, la batería está dañada. Y esto no es del todo cierto. Veamos algunas fallas en las que el alternador está involucrado.

    1. Alternador defectuoso o desgastado

    El desgaste del alternador se hace evidente aproximadamente a los 5 años de uso. En estos casos, es normal que comience a fallar y necesite ser reparado. Y en la mayoría de estos casos, podrás notar que puedes cambiar las piezas desgastadas y seguir disfrutando del alternador por un buen tiempo adicional.

    Mira También:
    Función del Regulador del Alternador y Las 8 Fallas Más Comunes

    2. Daño en el cableado o conexiones

    Puede pasar que se dañe parte del cableado o algunas de sus conexiones, por el movimiento de partes cercanas, por la humedad o por mal ajuste en las conexiones. Todo esto acarrea un mal funcionamiento del alternador y acarrea fallas en el coche.

    3. Fusibles protectores dañados

    Existen fusibles de protección para el funcionamiento correcto del alternador. Estos fusibles pueden dañarse con el tiempo, o por una sobrecarga, y aparecer la luz indicadora de la batería encendida en el tablero.

    Lo ideal es que revises el manual de tu coche y verifiques cuales son los fusibles del sistema de carga, para que los pruebes uno por uno y poder descartar esta falla.

    4. Correa de transmisión dañada

    El alternador necesita el movimiento del motor para poder generar la energía. Este movimiento se lo da una correa, que por lo general es una correa acanalada o en V.

    La correa puede dañarse por las mismas condiciones de uso. Estas tienen una vida promedio de 50.000 kilómetros, aunque existen varias marcas que ofrecen mayor kilometraje. Si una correa se rompe, deja de transmitir movimiento al alternador, apareciendo la luz indicadora de batería en el tablero.

    Diagnóstico de un Alternador Dañado

    Si el alternador no produce suficiente voltaje o no produce ningún voltaje, la luz indicadora de carga se enciende en el tablero, y señala que el alternador no está funcionando correctamente.

    La causa más común es el desgaste de las escobillas de carbón del regulador de carga. Sin embargo, esto no significa que todo el alternador esté defectuoso. A veces, la correa acanalada en V simplemente se rompe o se afloja.

    En vehículos que todavía tienen una bombilla como indicador de carga, el indicador de carga puede parpadear cuando el vehículo está en ralentí. En este caso, la tensión de carga a bajas revoluciones es demasiado baja, lo que puede deberse al propio alternador, escobillas de carbón, regulador, batería o un contacto oxidado.

    El hecho de que la lámpara indicadora de control de carga esté defectuosa generalmente solo se nota cuando el motor se detiene y no hay luces encendidas. Entonces la batería se descarga. Por lo tanto, siempre debes asegurarte de que la luz indicadora de carga se active cuando pasas la llave a encendido.

    Las fallas mecánicas en los alternadores son bastante raras. De hecho, solo los rodamientos de rodillos, los anillos colectores y las escobillas de carbón del alternador pueden desgastarse. La falla de rodamientos generalmente es anunciada por chirridos, silbidos o crujidos de los cojinetes del alternador.

    Un cierre de bobina en el estator o incluso en el rotor es muy raro. Si es visible, es gracias al brillo del indicador de carga, pero incluso eso no tiene por qué serlo. En el peor de los casos, no lo notarás hasta que el motor deje de arrancar.

    Los vehículos equipados con un sistema de arranque y parada pueden fallar sin razón aparente. Si se lee la memoria de errores de la unidad de control del motor y recibe el mensaje de error de que el voltaje de carga es alto, generalmente se puede descartar una falla en el alternador y necesitas mirar más de cerca la batería.

    ¿Cómo Comprobar un Alternador?

    Existen varias formas de comprobar el funcionamiento correcto del alternador. Veamos las más sencillas.

    1. Verifica el voltaje de carga

    Siempre debes verificar primero el voltaje de carga durante el funcionamiento. Todo lo que necesitas es un voltímetro, que pueda medir corriente continua. Lo debes colocar en los polos de la batería.

    El voltaje de carga debe oscilar entre 14 voltios y 14,6 voltios. En algunos vehículos más antiguos, puede ser inferior a 14 voltios, pero no debe ser inferior a 13,5.

    Si solo se mide el voltaje de la batería o un voltaje ligeramente más bajo en el alternador, el alternador no está cargando. En este caso, comprueba si hay tensión en la conexión de corriente de campo. Para hacer esto, simplemente enciende el coche, el motor no debe funcionar.

    Mira También:
    El Coche Echa Humo Por El Capó: Causas, Soluciones

    Para no lograr un mal resultado, también se debe desconectar la conexión de la línea de excitación al alternador. La línea de la corriente de excitación es siempre la segunda línea más delgada. Para medir la tensión de excitación, se debe conectar un polo a esta línea y el otro polo a la carcasa o bloque del motor.

    Si hay un voltaje de excitación, la falla está en el alternador. Si no hay voltaje de excitación, la falla está en la línea de suministro.

    Si se puede medir un voltaje de carga en el alternador, la falla está en la línea de suministro del alternador a la batería, por ejemplo, un fusible defectuoso en frente de la batería.

    Si no se puede medir nada directamente en el alternador, hay una falla en ambos cables o en el cable de la batería y en el alternador, pero esto es muy poco probable.

    Las 4 Fallas Comunes del Alternador
    Comprobación de voltaje de carga.

    2. Verifica el regulador de voltaje

    Si el voltaje del alternador no es más alto que el voltaje de circuito abierto de la batería durante el funcionamiento, puede ser que las escobillas de carbón del regulador están gastadas o el regulador mismo está defectuoso.

    En cualquier caso, la opción más barata es simplemente cambiar el regulador. En algunos vehículos, ni siquiera es necesario bajar el alternador.

    El regulador en sí solo se puede comparar con su límite de control. Esto significa que debes medir el voltaje en cualquier punto durante el funcionamiento y le das al motor varias aceleradas, y no debe superar el límite de control.

    Si deseas estar seguro de que solo el regulador es el que está dañado, debes desmontar el alternador y bajar el regulador de él. Luego puedes verificar la dirección de bloqueo de cada diodo.

    Para hacer esto, configura tu multímetro para medir continuidad y sostén las puntas de medición en un lado de cada diodo, es decir, en un contacto de cada uno. Luego, la medición se realiza nuevamente en la otra dirección. La corriente debe fluir en una dirección, no en la otra. Si un diodo tiene continuidad bidireccional o no tiene continuidad en absoluto, está malo.

    3. Verifica la excitación del devanado desde el exterior

    El devanado de campo teóricamente también podría medirse desde el exterior. Para hacer esto, simplemente retira el regulador y sostén las dos puntas de medición contra los dos anillos colectores. El devanado de campo debe tener una resistencia de 3 a 5 ohmios.

    Además, la resistencia del aislamiento se puede medir sosteniendo una punta de medición en uno de los dos anillos deslizantes y la otra punta de medición en la carcasa del alternador.

    El rango de medición de resistencia más grande posible debe establecerse en el multímetro y debe mostrar “OL” para “carga abierta”. Esto significa que la resistencia está fuera del rango de medición y, por lo tanto, la bobina de campo no tiene conexión a tierra con la carcasa.

    Si el multímetro muestra una resistencia o incluso una resistencia de 0 ohmios, la bobina de campo tiene un cortocircuito a masa y, por lo tanto, está defectuosa.

    Por razones de seguridad, la resistencia del aislamiento también se puede medir contra el rotor del poste de la garra. Para hacer esto, es mejor sostener la segunda punta de medición contra el tornillo o tuerca en el medio de la polea.

    Además, se recomienda realizar una inspección visual de los anillos deslizantes dentro del alternador inmediatamente después de retirar el gobernador. La decoloración oscura y un depósito en el borde indican un mal contacto. Es mejor sostener la segunda punta de medición contra el tornillo o tuerca en el medio de la polea.

    4. Verifica los devanados del estator

    Los devanados del estator no se pueden medir individualmente ya que todos están conectados entre sí en un extremo. Por lo tanto, solo puedes medir la resistencia de dos bobinas al mismo tiempo probando siempre dos cables de conexión de los devanados del estator en los diodos con los cables de prueba del multímetro y comparando todos los valores entre sí.

    Mira También:
    Las 4 Fallas Más Comunes de la Bomba de Agua + Como Reparar

    Los valores medidos para las resistencias deberían ser todos aproximadamente iguales. Nuevamente, la resistencia de aislamiento de un cable conductor del devanado del estator debe medirse contra la carcasa. Si el multímetro muestra “OL” en el rango de medición más alto de resistencia, está bien.

    5. Verifica la rueda libre y los cojinetes

    El lado mecánico del alternador se puede comprobar fácilmente en el lugar en el que está instalado. Primero, se debe quitar la correa acanalada en V de la polea del alternador. La forma más sencilla es aflojar la correa trapezoidal en la polea tensora. Así se pueden comprobar dos cosas: el funcionamiento de la rueda libre y el juego axial y radial de los rodamientos de rodillos.

    Puedes comprobar la rueda libre bloqueando la rueda del ventilador del alternador con un destornillador mientras gira la polea. Si la rueda libre funciona normalmente, la polea se puede girar en una dirección y no en la otra. Si la rueda libre está defectuosa, la polea no se puede girar en ninguna dirección.

    Para evitar un cortocircuito, siempre es mejor desconectar la batería del automóvil en este punto.

    El juego axial de los cojinetes se puede comprobar intentando tirar y empujar la polea hacia arriba y hacia abajo con cuidado. La polea debe moverse un poco menos de un milímetro.

    También puedes intentar girar el alternador a mano y comprobar si los cojinetes están secos o gastados. Detectar demasiado juego de los rodamientos y escuchar los rodamientos que funcionan en seco generalmente requiere algo de experiencia y es difícil de describir con palabras.

    Reparación de un alternador dañado

    El desgaste de un alternador es sistemático, no puede durar para siempre pero su longevidad podría aumentar si realizamos un mantenimiento serio.

    En primer lugar, es necesario respetar las condiciones que le permitan funcionar correctamente. En este caso, se trata de revisar y reponer la correa cuando comienza a aflojarse o cuando muestre grietas, en la misma línea, también se debe revisar la polea guía y comprobar si el circuito de carga funciona.

    En segundo lugar, es necesario adoptar acciones adaptadas al deber y la capacidad del alternador así como a las necesidades eléctricas del automóvil. Por lo tanto, esto indica un uso responsable de los accesorios, apagando las luces cuando la batería está baja o dando una velocidad alta para obtener una adecuada revolución del motor, por ejemplo.

    Finalmente, cuando el alternador ya no es capaz de generar electricidad, debe ser reemplazado muy rápidamente. Desde los primeros síntomas (avería del motor, luces débiles, etc.) es obligatorio diagnosticar inmediatamente el circuito y plantearse sustituirlo si es el alternador el que está averiado.

    ¿Cómo Cambiar un Alternador?

    El alternador, por lo general, no es complicado de cambiar. En la mayoría de las marcas de coches tendrás casi el mismo procedimiento, con ligeros cambios.

    • El vehículo debe estar apagado, en neutro, y con el freno de emergencia activado. Preferiblemente frío para evitar quemaduras.
    • El primer paso es desconectar la batería.
    • Retira cualquier cubierta que tenga el motor.
    • Destensa la correa acanalada en V que le da el movimiento al alternador. Por lo general, este paso es sencillo, y lo puedes realizar con una llave combinada.
    • Quita la correa y libera el alternador. Un consejo, toma una fotografía de la correa mientras está instalada o haz un croquis de la trayectoria de la correa para facilitar la instalación.
    • Desconecta los cables del alternador. Uno es de la batería y el otro es el de la corriente de excitación.
    • Retira el alternador. Normalmente, el alternador se sujeta solo con dos tornillos largos y anchos, hay que bajarlos lateralmente con un poco de fuerza y paciencia.
    • Cuando retires el alternador, ten cuidado de no dejarlo caer.

    Para montar el nuevo alternador, realiza los mismos pasos pero de manera inversa.

    Finalizando

    También te puede interesar: Las 4 Fallas Comunes del Solenoide de Arranque y Qué Hacer

    Al presentarse alguna falla en el alternador, debes tomar medidas inmediatas. Las fallas de alternador pueden ocasionar fallas en otros componentes eléctricos, descargar la batería e incluso apagarte el coche y no volver a encender, de forma abrupta.

    ►TAMBIÉN DEBERÍAS LEER

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Go up

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciéndote contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más información