Por qué mi pedal de freno se va al suelo (Causas y reparaciones)

El sistema de frenado de un vehículo tiene una finalidad importante: reducir la velocidad (y parar) de tu vehículo. El pedal de freno es lo que utilizas para decirle al coche que quieres que reduzca la velocidad y debería funcionar siempre de la misma manera.

Cuando presionas un poco el pedal del freno, le estás diciendo a tu coche que reduzca un poco la velocidad. Cuando aplicas la máxima fuerza sobre el pedal del freno, le estás diciendo a tu coche que quieres reducir la velocidad lo más rápido posible. Pero incluso cuando pisas el pedal del freno, no debe bajar al suelo con facilidad.

¿Qué ocurre si al pisar el pedal del freno éste baja hasta el fondo con muy poco esfuerzo? Si el pedal se hunde en el suelo, hay un problema en tu sistema de frenado que hay que arreglar cuanto antes. La incapacidad de frenar rápidamente puede provocar un accidente grave.

Índice de Contenido
  1. Razones por las que tu pedal de freno se hunde en el suelo
    1. 1) Fuga en el latiguillo o en la pinza de freno
    2. 2) Cilindro principal defectuoso (o con fugas)
    3. 3) Aire en las tuberías
    4. 4) Decoloración de los frenos
  2. Diagnosticar y reparar el problema
    1. 1) Comprueba los conductos de los frenos y las pinzas de freno (o cilindros de rueda)
    2. 2) Comprueba el cilindro maestro de freno
    3. 3) Comprueba los rotores de los frenos
    4. 4) Purgar los frenos
    5. 5) Sustituye las pastillas de freno

Razones por las que tu pedal de freno se hunde en el suelo

Técnicamente, hay tres causas principales para que el pedal de freno caiga al suelo.

1) Fuga en el latiguillo o en la pinza de freno

síntomas de fuga de líquido de frenos

Una de las razones es que el sistema de frenos está perdiendo presión debido a una fuga externa de líquido de frenos. La fuga puede proceder de un latiguillo de freno o de una de las pinzas de freno de tu vehículo. Encontrar y arreglar esta fuga debe ser tu máxima prioridad.

2) Cilindro principal defectuoso (o con fugas)

fuga en el cilindro maestro del freno

Otra razón es un cilindro maestro de freno en mal estado que permite que el líquido pase por encima de las juntas internas. En este cilindro maestro es donde se produce la acción de aumentar la presión del líquido de frenos. Si este cilindro no funciona correctamente, hay dos posibilidades: que el sistema de frenado no tenga la potencia habitual o que los frenos no funcionen en absoluto.

3) Aire en las tuberías

válvula de polarización del freno

A diferencia del líquido de frenos, el aire es compresible. Esto significa que será mucho más difícil conseguir una sensación de frenado correcta y consistente cuando tengas aire en los conductos de los frenos.

Si te quedas sin líquido de frenos, rellénalo y luego purga los conductos para estar seguro. Si no tienes líquido de frenos, lo más probable es que no puedas parar antes de chocar con algo.

4) Decoloración de los frenos

El desvanecimiento de los frenos, que suele ser un problema sólo en una pendiente o después de repetidas frenadas fuertes, es una reducción de la potencia de frenado, ya que el sistema de frenado absorbe más calor del que está diseñado para soportar. Si el pedal empieza a hundirse después de una frenada fuerte, es posible que hayas hervido el líquido de frenos o que las pastillas de freno estén más calientes de lo que están diseñadas.

Cuando tus frenos se debilitan hasta el punto de que apenas puedes parar, debes sustituir el líquido de frenos. Una vez que el líquido de frenos ha hervido, ya no es capaz de soportar la misma cantidad de calor que antes.

Diagnosticar y reparar el problema

Lo bueno de notar que el pedal de freno se va hasta el suelo es que suele ser muy fácil de diagnosticar, ya que no hay muchas posibilidades de que esto ocurra.

Lo mejor es que puedes diagnosticar el problema tú mismo, incluso con poca experiencia mecánica. Si el pedal de freno llega al suelo, hay varios pasos que puedes dar para solucionar el problema.

1) Comprueba los conductos de los frenos y las pinzas de freno (o cilindros de rueda)

deslizamiento de la pinza de freno

La primera medida que puedes tomar es comprobar el nivel del líquido de frenos. Si el líquido está lleno, significa que no hay ninguna fuga. Si el líquido falta o está vacío, significa que tienes una fuga en alguna parte.

Si hay una fuga, tienes que comprobar todos los conductos de los frenos en las cuatro ruedas, para ver si los conductos de los frenos tienen fugas. Si los conductos de los frenos están secos, significa que el problema no existe. Si ves que hay una fuga en una de las cuatro ruedas, significa que has encontrado el problema.

Para arreglarlo, tienes que desmontar la rueda, encontrar el origen de la fuga y sustituir la pieza si es necesario. A menudo el culpable es una fuga en la pinza o en la junta del cilindro de la rueda.

2) Comprueba el cilindro maestro de freno

cilindro maestro de freno defectuoso

La segunda medida que puedes tomar es revisar el cilindro maestro de los frenos, ya que tiene dos juegos de juntas que pueden desgastarse con el tiempo y provocar fugas. Si éste es realmente el problema, hay que sustituir el cilindro maestro de freno por uno nuevo.

Ten cuidado, se recomienda sustituirla por una unidad nueva, no por una reconstruida, ya que no duran mucho o a veces ni siquiera funcionan desde el principio. Como ocurre con muchos otros artículos, cuando se utiliza una unidad de segunda mano, no es tan eficaz como una nueva.

Es muy importante mencionar que si observas signos de fuga, no intentes conducir tu vehículo, ya que el sistema de frenado no funcionará correctamente y no es seguro. En lugar de eso, intenta solucionar el problema y, si no puedes hacerlo tú mismo, lleva tu vehículo al servicio de confianza más cercano, donde profesionales de confianza podrán solucionar tu problema.

3) Comprueba los rotores de los frenos

rotor de freno de disco

Los rotores de los frenos suelen ser visibles sin necesidad de desmontar las ruedas y pueden contar una historia sobre lo que ocurre con los frenos. ¿Hay gubias en los rotores? ¿Ves una distribución desigual del material de las pastillas de freno en la superficie del rotor? ¿Ves que hay una fuga de líquido cerca de la rueda?

4) Purgar los frenos

Si tienes los frenos blandos, deberás probar a purgar los frenos para ver si eso resuelve el problema. El aire en los conductos puede provocar rápidamente un pedal de freno blando.

Ten cuidado de que no entre aire en el módulo ABS. Los conductos de ABS pueden ser difíciles de purgar

5) Sustituye las pastillas de freno

pastilla de freno

Si acabas de sufrir un desvanecimiento de los frenos después de una gran cuesta o un día de pista, considera la posibilidad de sustituir las pastillas de freno. Las pastillas de freno diseñadas para soportar temperaturas más altas pueden ser más adecuadas para tu caso de uso.

Recuerda que no existe una pastilla de freno que sirva para todo. Cambiar a una pastilla deportiva puede reducir tu potencia de frenado en la calle durante una parada de pánico, cuando los frenos tienden a estar mucho más fríos de lo que estarían en una colina empinada durante una frenada fuerte

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Por qué mi pedal de freno se va al suelo (Causas y reparaciones) puedes visitar la categoría Mantenimiento.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu valoración: Útil

Subir