Síntomas De Una Junta Homocinética Dañada: Causas + Soluciones

Muchas veces existen problemas en tu vehículo y no puedes determinar lo que está sucediendo. Sin embargo, los síntomas de una junta homocinética dañada son muy notables y hay pequeñas pruebas que puedes realizar tú mismo para darte cuenta de ello.

Entonces, en este artículo te explicamos primeramente la función de estas juntas, como detectar las fallas en ellas y las soluciones a las mismas.

Síntomas de una junta homocinética

¿Cuál es la función de una junta homocinética?

La función de las juntas (de velocidad constante u homocinéticas) en un vehículo es ayudar a trasladar potencia a las ruedas desde su transmisión. Dicha potencia se comunica a una velocidad de rotación constante en el momento en que no hay mucha fricción; en otras palabras, se transfiere suavemente a las ruedas del vehículo, sin importar el ángulo del volante.

Estas Juntas existen tanto en vehículos con tracción total, como en los de tracción delantera. Hablando de los vehículos de tracción trasera que poseen suspensiones separadas para esa parte del mismo, los extremos de los semiejes del eje trasero tendrán juntas homocinéticas.

Hay una funda de goma que protege las juntas homocinéticas denominada “fuelle CV”, así como una junta exterior e interior. Dichas juntas, están lubricadas con una grasa especial y cubierta por las fundas antes mencionadas, que las protegen de la suciedad y los escombros.

Debido a que las juntas homocinéticas son el enlace directo de transferencia de la potencia del motor a las ruedas, están sujetas a altos niveles de estrés con el tiempo y eventualmente se desgastarán requiriendo el reemplazo para que regrese la funcionalidad adecuada.

Por las razones mencionadas, los síntomas de una junta homocinética dañada son fáciles de notar y a continuación te las detallaremos:

Principales síntomas de la junta homocinética defectuosa

Como te mencionamos anteriormente los síntomas son fáciles de detectar. Sin embargo, una falla de la junta homocinética se evidencia con señales de advertencia que te mostramos a continuación:

1. Grasa en los bordes de las llantas:

Uno de los síntomas de una junta homocinética defectuosa es la grasa en el borde interior del neumático o en la parte inferior del vehículo. Esto generalmente es causado por una fuga de grasa de la funda rota, que se arroja mientras el eje gira; si esto continua la junta exterior se desgastara e  incluso puede desintegrarse durante la conducción. Esto hará que tu automóvil no se pueda conducir.

2. Al girar provoca ruidos fuertes:

Entre los síntomas de una junta homocinética defectuosa más común y notable es un clic o chasquido audible al girar, pues cuando los ejes de la junta se desgastan excesivamente, las articulaciones se aflojan y hacen este ruido al girar. Una junta homocinética interior desgastada también puede causar ruidos al cambiar de Drive a Reversa.

Dichos ruidos se volverán más fuertes o pronunciados durante giros más rudos y rápidos, y se escucharán en el lado con la junta defectuosa. Puedes probar si esto es lo que ocurre haciendo lo siguiente:

  1. Pon la marcha atrás.
  2. Gira la rueda completamente hacia un lado.
  3. Pisa el pedal del acelerador.

Irás en círculo, por este motivo asegúrate de que el área a tu alrededor esté despejada. A medida que vas retrocediendo, los sonidos de estallido serán más enérgicos si la articulación CV se encuentra en mal estado. Entonces deberás reemplazar la junta o todo el conjunto del eje.

3. Conducción inestable:

Otro de los síntomas de una junta homocinética defectuosa son las vibraciones excesivas del eje durante la conducción. Si una junta se daña de alguna manera que afecte su equilibrio mientras gira, hará que el eje vibre excesivamente mientras se opera el vehículo y estas vibraciones oscilarán o se volverán más pronunciadas a medida que aumentas la velocidad.

La vibración excesiva de las juntas defectuosas puede interferir con las características de manejo, la seguridad y comodidad generales del vehículo. Por lo general, será necesario que reemplaces la junta si está lo suficientemente dañada como para causar vibraciones al acelerar.

4. Vibraciones:

Una junta homocinética desgastada o dañada vibrará mientras conduce como se mencionó en la conducción inestable. Cuando las juntas CV están en alguna de estas condiciones no se equilibrarán apropiadamente durante la rotación. A medida que aceleres más, las vibraciones se volverán más intensas.

Cuando las vibraciones se vuelven demasiado excesivas, será más difícil de controlar el vehículo y tu experiencia general de manejo se verá perturbada. Lo que quiere decir, que la conducción será incómoda y poco segura para todos los que viajan en el coche. La única solución aquí es reemplazar la junta homocinética.

5. El movimiento causa sonidos de golpe:

Debido al uso excesivo, los síntomas de una junta homocinética es un golpeteo que puede proceder de la junta interior de un automóvil con tracción delantera. Por el contrario, para uno de tracción trasera, viene de las juntas externas o internas; aunque también en ambos casos los golpes pueden provenir de los engranajes diferenciales.

En este caso, para realizar un autodiagnóstico del problema articular, pon el vehículo en reversa y acelera, luego desacelera. Alterna hacia adelante y hacia atrás en este proceso, y si escuchas los golpes más fuertes, definitivamente es una prueba de una junta homocinética deteriorada.

Reparaciones de juntas homocinéticas

Si una funda de junta homocinética dañada se detecta temprano, lo único que se necesita normalmente es reemplazarla y volver a empacar la junta con grasa nueva. Esto es mucho más económico que reemplazar toda la junta o el eje de transmisión.

En este caso, la pieza no suele ser muy cara, pero se requiere una buena cantidad de mano de obra para reemplazarla. Una bota de junta homocinética se vende típicamente como un juego, con grasa fresca y abrazaderas nuevas.

En el caso del desgaste de una de estas juntas, no se puede reparar; por lo que deberá ser reemplazada por una pieza nueva o reacondicionada. A veces, la junta CV no se vende sola, entonces necesitarás reemplazar un eje de transmisión totalmente.

Entonces, si planeas reemplazar la funda de la junta homocinética o un eje de transmisión tú mismo, necesitarás una llave dinamométrica fuerte (o una barra rompedora) y el dado del tamaño correcto para soltar la contratuerca principal o la tuerca del cubo porque está muy ajustado.

Además, debes estar preparado para que la rótula inferior se salga, y podría ser bastante difícil hacerlo sin herramientas especiales. La tuerca del cubo también deberá volver a apretarse al par especificado después de que se complete la reparación. En estos casos, consulta el manual de reparación para obtener instrucciones y especificaciones de torque.

También te puede interesar: Bomba De Dirección Dañada: Causas, Síntomas Y Recomendaciones 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciéndote contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más información