5 razones por las que tu volante puede estar temblando

Las sacudidas del volante pueden ser muy inquietantes, especialmente si te mueves a gran velocidad o te acercas a una serie de curvas. Tanto si el problema aparece de forma intermitente como si es constante, debes solucionarlo o, al menos, saber cuál es su causa

Las razones más comunes por las que el volante puede temblar son el desequilibrio de los neumáticos o la desalineación de las ruedas, el mal estado de los rotores o pinzas de freno, el desgaste de la suspensión o la cremallera de la dirección.

Índice de Contenido
  1. 1. Neumáticos desequilibrados
  2. 2. Ruedas desalineadas
  3. 3. Sistema de frenos
    1. Pasos Para Desmontar Las Pastillas De Freno Y Los Rotores:
    2. Pasos para instalar pastillas de freno y rotores nuevos:
  4. 4. Suspensión desgastada
  5. 5. Cremallera de la dirección
  6. ¿Cómo funciona el sistema de dirección?
  7. Preguntas frecuentes
    1. ¿Es seguro conducir con un volante tembloroso?
    2. ¿Cómo se arregla un volante que tiembla?
    3. ¿Puede una barra de acoplamiento en mal estado causar el temblor?
    4. ¿Cuánta vibración del volante es normal?
    5. ¿Cómo puedes saber si tus neumáticos están desequilibrados?
    6. ¿Una junta homocinética en mal estado puede provocar un bamboleo?
    7. ¿Qué es el bamboleo de la muerte?
  8. Resumen

1. Neumáticos desequilibrados

La razón número uno del temblor del volante son los neumáticos desequilibrados. Los que hemos cambiado recientemente a neumáticos de invierno que ya estaban en las ruedas podemos haber experimentado algún temblor en los primeros cien kilómetros porque los neumáticos necesitaban un tiempo para volver a su forma original

Siempre que se colocan neumáticos en un juego de llantas, es necesario equilibrarlos para que funcionen perfectamente rectos. Piensa en una rueda de bicicleta que se tambalea: el neumático de un coche tiene el mismo problema a una escala mucho más fina, pero además gira mucho más rápido, por lo que las vibraciones se desplazan rápidamente

Mira Tambien:Cómo restablecer la luz de la batería en un Ford F150Cómo restablecer la luz de la batería en un Ford F150

El equilibrado de los neumáticos debe hacerlo un profesional, ya que requiere herramientas caras y especializadas. Por suerte, el coste es de sólo 15 a 75 dólares, lo que es asequible

2. Ruedas desalineadas

Siguiendo con el tema de las ruedas, la desalineación también es una causa potencial de las sacudidas del volante. Para que una rueda esté alineada, tiene que estar perfectamente colocada con respecto al suelo y paralela a la carrocería del coche

Experimentarás la desalineación de las ruedas cuando la suspensión esté desgastada o cuando acabes de cambiarla, así que no es un trabajo que tengas que hacer a menudo, pero es importante de todos modos. Al igual que el equilibrado de los neumáticos, la desalineación sólo puede ser corregida por un profesional y no es un trabajo apto para un mecánico de bricolaje.

3. Sistema de frenos

Mira Tambien:¿Cuánto dura un Ford Taurus?¿Cuánto dura un Ford Taurus?

¿Qué hace que un coche dé una sacudida cuando se detiene con los frenos? Una guía completa

El sistema de frenos depende de un disco metálico montado en el eje para soportar la fricción cuando el vehículo está frenando. Con el tiempo, es normal que el disco se oxide, se astille, se agriete y se deforme. Las imperfecciones harán que las pastillas de freno entren en contacto con el disco incluso cuando los frenos no estén accionados.

Las vibraciones y los temblores serán aún más pronunciados cuando pises los frenos, porque el alabeo provoca un contacto desigual.

Los rotores de freno deben sustituirse siempre por pares para garantizar que ambos lados del coche frenen de forma uniforme. Los rotores cuestan alrededor de 50 dólares cada uno, y es una buena idea sustituir los pastillas de freno mientras estás allí, que son otros 30 dólares por un juego de cuatro.

Mira Tambien:Vida útil del motor Ford 5.4Vida útil del motor Ford 5.4

Precios extraídos de la API de publicidad de productos de Amazon el:

Pasos Para Desmontar Las Pastillas De Freno Y Los Rotores:

  1. Afloja las tuercas que sujetan la rueda.
  2. Con el gato, levanta el vehículo y coloca unos soportes debajo para asegurarlo.
  3. Desenrosca completamente las tuercas y retira la rueda
  4. Rocía un poco de WD-40 en los tornillos que sujetan la pinza, y luego desmóntala
  5. Desconecta el pasador de seguridad y presta atención a cómo estaba montado originalmente.
  6. Cuelga la pinza a la bobina de la suspensión para no tener que desconectar los conductos de los frenos.
  7. Ahora puedes sacar las pastillas de freno y el disco de sus casquillos

Pasos para instalar pastillas de freno y rotores nuevos:

  1. Engrasa el buje y desliza el disco de freno en su posición.
  2. Utiliza una tuerca de la rueda para alinear el disco y mantenerlo en su sitio.
  3. Comprime los pistones de la pinza de freno para crear espacio para el nuevo disco, más grueso.
  4. Engrasa la parte posterior de las pastillas de freno y colócalas
  5. Coloca la pinza sobre el rotor y fíjala en su sitio. No olvides el pasador de seguridad
  6. Instala la rueda y repite el proceso para la segunda rueda.

Cuando las pinzas de freno empiezan a fallar, el pistón no se retrae cuando se suelta el pedal de freno, dejando que los pedales de freno rechinen sobre el disco y se desgasten. Esta fricción producirá vibraciones en el volante, pero también olor a metal y goma quemados, humo e incluso fugas de líquido de frenos.

Desmontar una pinza de freno no es una tarea difícil, pero requiere vaciar el líquido de frenos y purgarlos después. El sangrado es una tarea muy delicada y hacerlo mal puede provocar una pérdida de potencia de frenado, por lo que te sugiero encarecidamente que dejes que un profesional se encargue de este problema.

4. Suspensión desgastada

La suspensión está compuesta por eslabones, articulaciones, brazos de suspensión, espirales y otras piezas que trabajan juntas para mantener el vehículo en la carretera, mantenerlo estable y permitirte maniobrar.

Los vehículos con tracción delantera o total también tienen juntas homocinéticas (CV). Son capaces de transferir la potencia a la rueda independientemente del ángulo, lo que es importante ya que las ruedas delanteras se utilizan para la dirección.

El fallo de la junta homocinética se caracteriza por ruidos y vibraciones al girar el volante. La junta homocinética izquierda retumba al girar a la izquierda, mientras que la derecha presenta síntomas al girar a la derecha. Sin embargo, cuando el problema es grave, el problema persiste incluso cuando se conduce en línea recta, y si se descuida puede provocar el desprendimiento de la rueda.

La rotura del brazo de control, los casquillos y el desgaste de la suspensión también provocarán sacudidas del volante, ya que el sistema no consigue absorber las imperfecciones del asfalto. Una suspensión en mal estado hará que otros componentes se desgasten más rápidamente, afectando al control, y es un grave riesgo para la seguridad

5. Cremallera de la dirección

La cremallera de la dirección está directamente conectada al volante, lo que la convierte en un sospechoso obvio. El fallo de la cremallera provoca la desviación del volante, la falta de respuesta y las sacudidas

Aparte de la cremallera de la dirección, también merece la pena comprobar el sistema de dirección asistida. Recientemente, he experimentado un temblor en el volante y he notado una cantidad importante de líquido de dirección asistida que gotea por debajo del vehículo. Al disminuir la presión, el volante se vuelve cada vez más difícil de girar.

¿Cómo funciona el sistema de dirección?

La mayoría de los vehículos utilizan lo que se denomina piñón y cremallera para el sistema de dirección. La fuerza de rotación aplicada al volante se convierte en un movimiento lineal que empuja y tira de las ruedas delanteras

La dirección asistida utiliza un sistema hidráulico para ayudarte a mover el volante a la izquierda y a la derecha, especialmente cuando el coche está parado. Si alguna vez has intentado girar el volante en un coche antiguo o cuando el motor no está en marcha, sabes lo exigente que puede ser físicamente

Como la dirección tiene una conexión directa con la rueda delantera, las vibraciones se trasladan al volante y afectan al control

Preguntas frecuentes

¿Es seguro conducir con un volante tembloroso?

En general, no es buena idea conducir un vehículo con un volante que tiembla. Si no son los neumáticos, el problema está causado por un fallo grave que puede provocar la pérdida de los frenos, del control del vehículo y daños importantes en el motor

¿Cómo se arregla un volante que tiembla?

En la mayoría de los casos, una simple rotación de los neumáticos o una alineación de las ruedas es suficiente para solucionar el problema. Si cambias los rotores de los frenos, las pastillas de freno y los componentes de la suspensión a intervalos regulares, evitarás los temblores causados por su fallo

¿Puede una barra de acoplamiento en mal estado causar el temblor?

Los primeros síntomas de una barra de acoplamiento en mal estado son vibraciones y sacudidas en el volante. También puedes oír un ruido metálico y de traqueteo, sobre todo al girar en un cruce.

¿Cuánta vibración del volante es normal?

Los vehículos antiguos tenían algunas vibraciones en el volante debido a la suspensión arcaica y a la falta de dirección asistida. Los vehículos fabricados en los últimos 20-30 años no deberían tener sacudidas o vibraciones perceptibles, excepto en el caso de algunos vehículos con motor diesel al ralentí.

¿Cómo puedes saber si tus neumáticos están desequilibrados?

Los neumáticos desequilibrados provocan vibraciones en el volante y en el coche que aumentan de intensidad con la velocidad. Gira las ruedas completamente hacia un lado o hacia el otro para dejar al descubierto el neumático, y luego echa un vistazo al desgaste de la banda de rodadura. Cuando están desequilibrados o desalineados, los neumáticos se desgastan de forma desigual.

¿Una junta homocinética en mal estado puede provocar un bamboleo?

El bamboleo de la rueda es la fase final del fallo de la junta homocinética, seguida sólo por el desprendimiento de la rueda del vehículo. Si la junta se ha desgastado hasta este punto, incluso conducir al taller mecánico o a un concesionario para repararla sería un gran riesgo

¿Qué es el bamboleo de la muerte?

El bamboleo de la muerte es un aterrador fallo de la suspensión delantera que provoca violentas vibraciones del volante y de todo el vehículo, causando a veces una pérdida total de control y graves accidentes. No está claro qué causa el bamboleo de la muerte, pero es muy probable que ocurra si se descuidan el mantenimiento y las reparaciones.

Resumen

Si aparecen síntomas de vibraciones y temblores en el volante, empieza la inspección por las ruedas. El equilibrado y la alineación de las ruedas son los problemas más comunes y más fáciles de solucionar.

Los problemas del sistema de frenos se identifican por sus síntomas específicos: el olor, el ruido de rozamiento y la falta de potencia debido a que los frenos se atascan. Por último, tenemos la suspensión y la cremallera de la dirección, que deben ser inspeccionadas y reparadas por un profesional.

Consulta más posts similares aquí:

El volante no se bloquea y el coche no arranca

Razones del ruido al girar el volante en parado

10 razones por las que un volante hace ruido al girar

Si quieres conocer otros artículos parecidos a 5 razones por las que tu volante puede estar temblando puedes visitar la categoría Generalidades.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir