Chevrolet Camaro, 50 Años De Historia De Un Rival Confiable

La historia de la automoción tiene mucho que contar. Actualmente los modelos pasan casi inadvertidos de generación a generación, por eso la vida de algunos de los modelos más icónicos de las cuatro ruedas (aunque en ocasiones sea una vida interrumpida) nos resulta especialmente evocadora.

En este caso hablamos del Chevrolet Camaro, toda una leyenda viva de las pony wars junto al Ford Mustang y al Dodge Challenger que inició su andadura allá por 1967 como respuesta al coche del óvalo azul. Casi 50 años de vida en los que el Camaro ha pasado de ser un coupé asequible para convertirse en uno de los deportivos americanos más rápidos.

Es muchísimo todo lo que podemos decir de este eterno clásico, probablemente lo más emblemático de la historia de Chevrolet. De este histórico modelo clasificado se recuerda con especialidad la férrea pero bonita rivalidad que siempre existió con el Ford Mustang. De hecho, las generaciones del Camaro empiezan desde el lejano año 1966, en un modo de respuesta de Chevrolet al lanzamiento del Ford Mustang en 1964.

Chevrolet Camaro 01

En un momento de éxito de los llamados Pony Cars, Chevrolet presentó el primer modelo en dos versiones. Ambas versiones estaban hechas para amantes de la velocidad, y se manejaban con la idea de "Correrlo en verano y guardarlo en invierno" ya que era fabricado en versión descapotable y en versión coupé.

Sin embargo, esta tradición se vio interrumpida en los años 70's, debido a la considerable subida de precio del combustible. Si te interesa nuestro artículo entonces quédate y sigue leyendo que a continuación te repasaremos por la historia y la evolución de este hermoso clásico de 50 años.

Te invitamos a leer:  Las 19 Mejores Marcas de Coches Deportivos Más llamativos

La historia Chevrolet Camaro

La historia de Esta máquina comenzó su andadura en el año 1966, como respuesta de Chevrolet al lanzamiento por parte de Ford del exitoso Mustang en 1964. Ojalá todas las batallas de la historia hubiesen sido tan bonitas como este duelo de eternos rivales.

Como respuesta al Ford Mustang, Chevrolet lanzó su Camaro en 1966. Sólo dos años después del exitoso lanzamiento del Mustang - cuyo primer Model Year movió nada menos que 618.812 unidades - nacía el Camaro, en carrocerías coupé y cabrio.

Basado en una plataforma de nueva factura llamada "F-Body", el Camaro nació en una época en la que América estaba enamorada del automóvil, el medio ambiente no era una preocupación y el petróleo cotizaba a dos dólares el barril.

Chevrolet ofrecía una pieza más del sueño americano, un coche de juguete a tamaño real. El primer coche de muchos jóvenes, asequible, personalizable fácilmente y potente. La receta perfecta para el éxito.

Aunque el Camaro se convertiría en el rival más intenso del Mustang, su historia no es estrictamente paralela a la del producto Ford. Y con seis generaciones de Camaros de coches nuevos ya detrás,  vale la pena registrar esa herencia.

Chevrolet Camaro  Historia de 6 Generaciones

A continuación te contaremos los avances de este hermoso vehículo tras cada generación desde que se inicio su ensamblaje en 1966.

 1º Generación 1966-1969

Tratando de contrarrestar al gran éxito que estaba teniendo el Ford Mustang, que hasta había creado un nuevo segmento en el impresionante mercado norteamericano, en 1967 Chevrolet lanza el CamaroSu nombre, derivado del vocablo francés compañero o camarada, contrarrestaba lo propuesto por su archirrival, que usaba un nombre bien autóctono, una raza salvaje de equinos propia de los Estados Unidos.

La primera generación del Camaro se desarrolló conjuntamente con el Chevy II, por lo que al igual que sucedió entre el Mustang y el Falcon, el Camaro compartió con el Chevy II algo de la plataforma, suspensiones y ejes. La carrocería del Camaro lucía esbelta, con suaves trazos ondeados a la altura de las ruedas, cofre largo y un cajuela corta.

Mira También:
Chevrolet Epica 2008: Opiniones

Chevrolet Camaro 02

Chevrolet se encargó de ofrecer un auto para todos los gustos, con diversas motorizaciones que arrancaban en un seis cilindros para el RS (Rally Sport), pasando por los V8 que entregaban desde 210 hasta 375 caballos en el SS (Súper Sport). Los opcionales eran nada menos que 83, aunque en los concesionarios de la marca podían agregarse otros 40 más.

Para rivalizar con los Mustangs de Shelby, un grupo de estos concesionarios Chevrolet comenzó a ofrecer el motor 427 del Corvette instalado en el Camaro. Luego llegó el Z/28, pensado para las carreras de Trans Am. Tenía el motor de 302 pulgadas cúbicas, lo que equivale a cinco litros de cilindrada, con el cigüeñal del 327 y carburador Holley cuádruple, entregando 390 caballos.

Para 1969, el último año en que se ofreció la primera generación del modelo, se podía elegir el Camaro con trece opciones de motor, lo que representó la oferta más amplia en la historia del mercado automotriz norteamericano hasta entonces.

2º Generación 1970-1981

En febrero de 1970, apareció un nuevo Camaro, que se convertiría en el más longevo de todos, ya que con modificaciones de distinta índole, llegó a vivir hasta 1981, algo muy inusual en el mercado americano, pero que fue posible gracias a lo avanzado del diseño original.

Comparativamente con el Mustang, su más directo rival, el Camaro era más agresivo y estilizado, y además incorporaba varios adelantos técnicos. Seguía utilizando la plataforma F de la marca, aunque, con respecto al modelo anterior, crecía en unos centímetros en el largo y el ancho, haciéndolo más espacioso. Seguía adoptando un monocasco, con una subestructura frontal para soportar el peso del motor.

La versión descapotable se dejó de ofrecer, sólo se dispuso una carrocería, la hardtop, en versiones RS, SS y Z28, la más deportiva de todas. Las motorizaciones ofrecidas bajaron a siete, arrancando con un seis cilindros en línea que erogaba 155 caballos, más los V8 que ofrecían desde 200 hasta 375 caballos.

En 1972, la crisis del petróleo hizo que las normas antipolución se endurecieran, y los organismos estatales obligaron a los fabricantes a bajar el consumo (y prestaciones) de sus autos. . Las ventas del Camaro bajaron drásticamente y GM hasta llegó a analizar la posibilidad de cesar su producción, cuya versión de entrada tenía tan sólo 110 hp, y el más potente, con el V8 de 350 pulgadas ofrecía 165 caballos.

Chevrolet Camaro 03

En 1975 dejó de venderse el Z-28, y como Chevrolet no podía darle potencia a sus compradores, los empezó a conformar con lujo. Así, apareció el Camaro LT, con accesorios muy interesantes, y decoración de más nivel.

En 1974 el Camaro recibió algunos cambios en trompa y cola, como una defensa integral, que obligaba a la parrilla a reducir su tamaño, los faros auxiliares pasaron a ser más pequeños, y los traseros pasaron a ser rectangulares que avanzaban sobre el lateral del auto. En 1978 aparecieron más cambios.

Los paragolpes pasaron a ser plásticos, integrándose en la carrocería de forma completa. Los faros traseros se agrandaron y las luces intermitentes se tornaron ambar por primera vez. Todos estos cambios daban respuesta a nuevas normativas de seguridad que empezaban a regir en el mercado norteamericano.

3º Generación 1982-1992

Los años 80's transcurrieron con dificultad para General Motors, debían enfrentarse a más estrictas y en mayor cantidad de normas antiemisiones, uniéndose la competencia del sector japonés que venía con mucha fuerza.

Se atravesaba un momento que hacía llegar a lo más bajo a la mayoría de marcas Estadounidenses. Nació la tercera generación del Camaro con un diseño bastante novedoso en comparación con los anteriores, pero seguía siendo reconocible para la mayoría.

Mira También:
Chevrolet Epica 2008: Opiniones

La gama de motores del Camaro dejó muchísimo que desear en lo que a potencia se refiere. De hecho, existió un 2.5 de cuatro cilindros y solo 90 caballos de potencia, el cuál es recordado como el peor Muscle Car de la historia.

Lo que más se acercaba a la época dorada del Camaro, era un V6 de 2.8 litros y un V8 5.0 de tan solamente 145 caballos, muy lejos de los años dorados del Camaro. Por si fuera poco, quedaron a años luz del éxito que tuvo la tercera generación del Mustang, que inició prácticamente a la vez que la del Camaro.

En 1982 llega la tercera generación del Camaro, adoptando una imagen completamente nueva. Su trompa en forma de cuña, que casi prescinde de parrilla, y sus faros rectangulares dobles semi-embutidos, son sus principales atributos. El nuevo Camaro pesaba 230 kilos menos que su antecesor, tenía un bastidor unificado, suspensión McPherson adelante y espirales atrás, mejorando su dinámica.

Chevrolet Camaro 04

La oferta de motores arrancaba en un cuatro cilindros, al que se sumaban un V6 de origen Buick y dos V8 de 350 pulgadas, uno carburado y el otro con inyección. También aparecieron nuevas cajas de cambios, una manual de cinco relaciones y otra automática de cuatro, mientras que la potencia empezaba tibiamente a incrementarse.

1983 fue un punto de inflexión, hicieron un nuevo motor de 190 caballos y las cajas de cambios manual y automática de cinco y cuatro relaciones. En 1985, llegaron los Camaro IROC-Z que gozaron de una estética especialmente deportiva y fue muy destacada su suspensión rebajada.

Lo que hizo a este modelo probablemente el más deseado de la generación, fue su motor 5.0 V8 que había avanzado a los 215 caballos de potencia. Ya empezaban a ver la luz y se veía prometedor el panorama, sobre todo cuando llegó el nuevo descapotable con su motor 5.7 V8 que alcanzó los 245 caballos de potencia. En 1987 volvió el Camaro convertible, y el Camaro con motor Corvette denominado IROC, aunque ofrecía solo 225 caballos.

4º Generación 1993-2002

Para 1993 se presentaba la cuarta generación del modelo, con una carrocería que dejaba atrás las líneas rectas y los trazos filosos para adoptar superficies suaves y redondeadas. Sin embargo, mantenía la forma en cuña y la parrilla baja en el frente. Su peso había sido rebajado, mientras que la oferta de motores era escasa, iban desde un V6 de 3,4 litros con 180 caballos, hasta el V8 del Corvette, el LT1 de 5.7L con 275 hp.

Chevrolet Camaro 05

El interior también era completamente nuevo, con más equipamiento. En 1997 para festejar los 30 años del Camaro, se lanzó una edición especial del Z/28, que tenía 310 caballos, y se acoplaba a una caja manual de seis cambios, más todos los extras posibles. Esta cuarta generación se vendió hasta 2002, El final del Camaro en su cuarta generación, dejó totalmente vacío de Muscle Cars producidos por General Motors al mercado.

Y por si fuera poco, se esperaba que el Mustang aprovechase la situación, cosa que efectivamente ocurrió con la cuarta y quinta generación. Durante el tiempo que se detuvo la producción del Camaro, buscaron fabricar un modelo que llenara los gustos de todo el mundo, pero a la usanza americana. Para ser descontinuado durante cuatro años. Recién en 2006 el Camaro volvió a ofrecerse a la venta.

5º Generación 2010-2015

Fueron siete años de larga espera, hasta que Chevrolet finalmente retomó la producción del Camaro. Se puede decir que el nuevo Chevrolet Camaro, cumplió las expectativas de muchos clientes y lo que era necesario para triunfar en el mercado. El nuevo Camaro iba equipado en serie, se destacaban el conjunto de airbags y su nuevo sistema para el control de tracción.

Mira También:
Chevrolet Epica 2008: Opiniones

Se esperaba mucho en términos de motorización, y cumplieron expectativas con la misma. En la gama mayor, tenía un V8 con cilindros desconectables de 6.1 litros, que era sumamente favorable para conseguir una potencia de 426 caballos. Aunque, también se podía elegir una versión más conservadora pero a su vez muy destacable, un motor con 304 caballos de potencia.

Chevrolet Camaro 07

Fue una grata sorpresa el Camaro Z28 de 2014, el cual además de ser más rápido que el ZL1 lanzado en 2012 por la marca, fue estéticamente maravilloso. Además, contó con una combinación perfecta entre un peso apreciablemente bajo, y un fortísimo propulsor. El llamado LS7 V8 7.0L fue capaz de alcanzar la cifra de 500 caballos de potencia, y alcanzaba una velocidad óptima de 300 kilómetros por hora.

La quinta generación del Camaro llegó con un aspecto retro basado en el modelo del 69, el más exitoso de todos. Siguiendo el ritmo actual de lanzamientos, a mediados de 2015 llegó la sexta y actual generación del muscle car de Chevrolet que es más rápido, ligero, aerodinámico y ágil que su predecesor.

6º Generación 2016-actualidad

Este Camaro utiliza una plataforma nueva, que permite ahorrar cerca de 100 kg. y aumentar la rigidez estructural en un 28% y cuenta con suspensión delantera multibrazo de tipo MacPherson y un eje trasero independiente de cinco brazos. Otras soluciones son el Magnetic Ride Control, que adapta la firmeza de los amortiguadores.

Bajo el cofre se encontran tres opciones de motor, un 2.0L de cuatro cilindros turbo con 279 caballos; un V6 de 3.6 litros con 340 hp, que cuenta con inyección directa, admisión variable y desconexión de dos cilindros en forma selectiva; o un V8 de 6.2L con 461 caballos.

Todos están asociados a una caja automática de ocho cambios, o a una manual de seis. Completa el ZL1 con 650 caballos. Para festejar los 50 años del Camaro, Chevrolet presentó una edición especial denominada 50th Anniversary Edition.

Disponible en carrocerías coupé y descapotable - una constante en la saga, con excepción de su segunda generación - el Camaro ha articulado su gama en torno a dos motores: un 3.6 V6 de inyección directa cuya actual potencia asciende a 323 CV y un potente 6.2 V8 con hasta 426 CV en sus versiones con caja de cambios manual.

Y como siempre, la gracia está en sus ediciones especiales. Los Camaro ZL1 llegaron antes, con 580 CV de potencia procedentes del 6.2 V8 del Camaro SS, sobrealimentado por un compresor. De carácter más deportivo, pensábamos que nos quedaríamos huérfanos de Z/28 en la actual generación. Pero nos equivocábamos.

Chevrolet Camaro 08

Sin concesiones al confort, el fantástico Camaro Z/28 llegó hace apenas un año, con el motor 7.0 LS7 de aluminio y 427 pulgadas cúbicas. Un auténtico portento de 505 CV de potencia, enfocado abiertamente al circuito. Aligerado y con una puesta a punto radical, ha sido capaz de plantar cara a los Shelby y Challenger más potentes.

Puede que el Camaro no jugase al duelo en la cumbre de Shelby GT500 y Challenger Hellcat, pero ha sido el vencedor de los puristas y de los circuitos. No todo es potencia bruta, también hace falta demostrar que Estados Unidos sigue siendo capaz de producir coches a la altura dinámica de lo mejor de Europa.

Si te ha gustado y crees que has aprendido algo nuevo sobre Chevrolet Camaro, y si te sirvió de algo nuestro artículo y toda la información referente a este Vehículo, no dudes en dejar un comentario y compartirlo.

Te invitamos a leer:  Chevrolet Captiva Opiniones, Características Y Mas

 

►TAMBIÉN DEBERÍAS LEER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciéndote contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más información