Estos son los clásicos con motor V6 más geniales que el dinero puede comprar

A menudo se confunden los coches clásicos con cualquier cosa vieja y oxidada que se desmorona al menor atisbo de humedad. En realidad, cualquier cosa anterior a finales de los 80 cuenta como clásico hoy en día.

Esto hace que haya que investigar mucho más antes de dar el paso, nadie quiere que le vean conduciendo cualquier coche viejo, la frialdad es una necesidad y la fiabilidad es un elemento secundario, después de todo, cualquier excusa para ensuciarse las manos es bienvenida.

Algo único, con un motor potente pero no sediento, encaja perfectamente, digamos un buen motor V6, y si es posible, de inducción forzada. Sin duda, tiene que ser un coche genial

Índice de Contenido
  1. 9 Buick Grand National/GNX - 1987
  2. 8 Ferrari Dino - Supercoche clásico de iniciación
  3. 7 GMC Syclone
  4. 6 Lancia Stratos
  5. 5 Fiat Dino 2400 Spider
  6. 4 TVR Taimar Turbo
  7. 3 Alfa Romeo GTV6
  8. 2 Reliant Scimitar GTE
  9. 1 Ford Thunderbird Super Coupe

9 Buick Grand National/GNX - 1987

Buick GNX
Vía Mecum Auctions

La idea de Buicks de construir el cupé definitivo basado en el Regal se tradujo en uno de los muscle cars más icónicos, aunque ligeramente oscuros, de los años 80. En gran medida no se modificó respecto a los coches de serie, y la mayoría de las modificaciones tuvieron lugar bajo el capó.

Mira Tambien:6 Mejores Tuners para el Camaro SS6 Mejores Tuners para el Camaro SS
Buick GNX
Vía Mecum Auctions

La entrega del proceso de desarrollo a ASC y McLaren Engines dio como resultado una potencia mucho mayor, adoptando un turbocompresor más grande y un intercooler que, según se afirma, proporciona 300 CV. El aumento de potencia nunca se vio respaldado por una transmisión adecuada, y el GNX, aunque era muy rápido hasta alcanzar los 100 km/h en 4,7 segundos, no superaba los 124 km/h.

8 Ferrari Dino - Supercoche clásico de iniciación

Ferrari 246 GTS
Vía Supercrs.net

El nivel de entrada y Ferrari no son la mejor combinación, el fabricante italiano ha producido en varias ocasiones modelos más pequeños y baratos que se han ganado la burla de sus clientes. Hay algunas excepciones, el Dino 246 GTS es uno de esos raros modelos que merecían recibir el tratamiento completo de Ferrari.

Ferrari 346 GTS
Vía Supercars.net

A menudo eclipsado por su hermano más famoso, el 250 GTO, el Dino 246 GTS nos parece el coche más bonito, ya que sus proporciones y estilo reflejan perfectamente la tradición de Ferrari. Bajo la cubierta trasera, el ya famoso V6 de 2,4 litros del Dino produce 192 CVy le da una velocidad máxima cercana a los 240 km/h. Con las ventanillas bajadas y el techo quitado, no se nos ocurre ningún coche deportivo más chulo para ser visto.

7 GMC Syclone

GMC Syclone
Vía Carolina Muscle Cars Inc

Sí, es un camión, pero lo que más mola del Syclone de GMC es la forma en que va, se trata de un camión con una identidad secreta que pocos usuarios de la carretera conocen. Un rendimiento asombroso que en su lanzamiento estaba más que a la altura de Ferrari y Porsche, al encender sus neumáticos alcanzaba los 100 km/h en 4,3 segundos.

Mira Tambien:Por qué deberías evitar los modelos de 2013 y 2016Por qué deberías evitar los modelos de 2013 y 2016
GMC Syclone
Vía Caroline Muscle Cas Inc

Aún más impresionante es que bajo el capó se esconde un V6 turboalimentado de 4,3 litros relativamente pequeño que produce apenas 280 CV. Te equivocarías al pensar que el Syclone, siendo un monstruo de la resistencia, se queda sin gruñido limitando su velocidad máxima, pero no es el caso, con una velocidad máxima de 166 mph. GMC, te saludamos por uno de los mejores coches para dormir de todos los tiempos.

6 Lancia Stratos

Lancia Stratos
Vía Silódromo

Innegablemente defectuoso en manos inexpertas, su diminuta distancia entre ejes hace que el manejo sea, en el mejor de los casos, escaso. Sin embargo, si te tomas el tiempo necesario para entender lo que el Stratos exige a sus conductores, las cosas cobran un poco más de sentido.

Lancia Stratos
Vía Silódromo

Nacido del escenario del Mundial de Rallyes, el Stratos tenía que ser ágil y rápido. La corta distancia entre ejes hace que los cambios de dirección sean muy bruscos, mientras que un motor Ferrari Dino proporcionaba 190 CV para enfrentarse literalmente a cualquier terreno. Ambos son increíblemente geniales de conducir y de mirar, con un toque de peligro inminente si los niveles de concentración bajan.

5 Fiat Dino 2400 Spider

Fiat 2400 Dino Spider
Vía Drive Source

El mismo Dino V6 que aterrorizó a los propietarios del Stratos encontró otro hogar más refinado, siendo el Dino 2400 Spider de Fiat la plataforma elegida para ayudar a Ferrari en sus requisitos de homologación.

Mira Tambien:Todo lo que debes saber antes de comprar un Ford Flex usadoTodo lo que debes saber antes de comprar un Ford Flex usado
Fiat 2400 Dino Spider
A través de Driver Source

Pero más que otra combinación de motor de chasis adoptada, el Fiat Spider de los últimos años se ensamblaba incluso en Maranello, lo que lo convertía en un producto más de Ferrari que de Fiat. A pesar de compartir las instalaciones de producción y el suministro de motores, la oferta de Fiat nunca estuvo en condiciones de desafiar al 246 GTS, que llevaba un 2,4 litros menos potente y ajustado para ofrecer 178 CV.

4 TVR Taimar Turbo

TVR Taimar Turbo
Vía amore Autos

Si hay que creer en los libros de récords, el Taimar de TVR presume con razón de ser el primer coche de producción británico que se ofrece con un motor turboalimentado. Aunque, con sólo 63 clientes que optaron por el aumento de potencia, creemos que llamarlo coche de producción podría ser exagerar un poco las cosas.

TVR Taimar Turbo
Vía Amore Autos

Atornillar un turbocompresor en El motor Essex de 3 litros de Ford aumentó la potencia a 230 CV lo que da a este biplaza de fibra de vidrio unas prestaciones de superdeportivo, alcanzando los 100 km/h en 6 segundos y llegando a los 225 km/h. Dejando a un lado la rareza, se trata de un TVR, lo que significa que los propietarios necesitarán mucha paciencia con los problemas y el mantenimiento, pero sigue siendo un coche genial.

3 Alfa Romeo GTV6

Alfa Romeo GTV6
Vía Colleting Cars

Dejando a un lado la afición por los camiones averiados y los talleres locales, ser propietario de un Alfa Romeo es uno de esos grandes misterios que nadie entiende realmente, sólo los verdaderos aficionados a los engranajes parecen tener la paciencia necesaria para lidiar con sus gremlins.

Mira Tambien:Por qué el Infiniti G37 2013 sigue siendo una gran opción de coche usadoPor qué el Infiniti G37 2013 sigue siendo una gran opción de coche usado
Alfa Romeo GTV6
Vía Coleccionar Coches

En esos raros días buenos en los que todo funciona como debería, el factor cool se eleva a nuevos niveles con uno de los coupés de manejo más dulce de los años 70, respaldado por los motores V6 posiblemente más bonitos y sonoros jamás producidos. Está claro que Alfa sabe cómo construir buenos coches, sólo es una pena que no los hayan probado a fondo antes de salir de la fábrica.

2 Reliant Scimitar GTE

Reliant Scimitar GTE
Vía Brightwells Classic Cars

Con conexiones familiares con el infame Reliant Robin, es difícil entender cómo el Reliant Scimitar GTE no fue marcado con el mismo nivel de humor. Afortunadamente, una potente gama de motores V6 y el estilo shooting brake hicieron de éste uno de los coches más geniales de los años 70.

Reliant Cimitarra GTE
Vía Brightwells Classic Cars

Diseñado y construido en sólo 12 meses, el prototipo debutó en 1968. Utilizando un chasis alargado y una carrocería de fibra de vidrio, el GTE era una inusual mezcla de familiar deportivo y hatchback que hoy reconocemos como un shooting brake. Bajo la piel, siguiendo la tradición de potencia de la empresa Ford, había Unidades de 3 litros construidas en Essex que producían 133 CVy que proporcionaban una velocidad máxima de 117 mph. ¿Qué hizo que el GTE fuera genial? Pregúntale a S.A.R. la Princesa Ana.

1 Ford Thunderbird Super Coupe

Ford Thunderbird SC
Vía Russo And Steele

¿Qué puede molar más que un muscle car disfrazado de coupé de diario? El estilo discreto esconde uno de los secretos mejor guardados de la historia de Ford. El nombre del Thunderbird había caído en picado tras una racha de sedanes y cupés con sobrepeso.

Ford Thunderbird SC
Vía Russo y Steele

Un modelo totalmente nuevo que apareció en 1989 indicaba el comienzo del regreso de los Thunderbirds, no el monstruo V8 de su época de esplendor, sino un coupé sigiloso más refinado que sólo mejoró con un V6 de 3,8 litros sobrealimentado que bombeaba 235 CV.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Estos son los clásicos con motor V6 más geniales que el dinero puede comprar puedes visitar la categoría Generalidades.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir