Reemplazo De Los Tornillos De Regulación De Faros Delanteros: Guía Rápida

Si tienes inconvenientes con alguno de los faros frontales de tu vehículo porque han perdido la dirección de iluminación o estén flojos, lo más seguro es que los tornillos de regulación de faros delanteros se hayan desgastado con el tiempo o peor aún, alguno de ellos está roto.

Los faros son una parte esencial de todos los automóviles, ya que son vitales para la conducción nocturna y deben estar nivelados de forma correcta para que trabajen eficientemente, pues en caso contrario incomodaran a otros conductores en la carretera y podrían provocar accidentes graves.

Debido a su importancia, en este artículo te enseñaremos a reemplazar los tornillos de ajuste de los faros delanteros en tu vehículo, para que puedas alinearlos nuevamente y sean verdaderamente eficientes.

Tornillos de regulación de faros delanteros

Reemplazo de los tornillos de regulación

Antes de comenzar con la sustitución de los tornillos de regulación de faros delanteros dañados es recomendable que tengas a mano todas las herramientas para que no experimentes inconvenientes en el proceso. Estas son las herramientas necesarias:

  • Destornillador.
  • Llave de tubo (trinquete).
  • Lubricante de silicona en aerosol como WD-40 (opcional).
  • Toalla para limpiar (opcional).

Como puede ver, son herramientas comunes que puedes tener en casa o puedes conseguir fácilmente en una tienda de suministros.

Pasos  a seguir

Estos pasos son sencillos de llevar a cabo y no te tomarán mucho tiempo:

1.   Compra los tornillos de repuesto

El primer paso para reemplazar los tornillos de regulación de faros delanteros de tu automóvil es comprar la combinación exacta que se ajuste a la marca y modelo de tu coche.

Puede comprar tus tornillos de ajuste en línea o puedes ordenarlos en tus tiendas locales de repuestos para automóviles. Así mismo, tienes más posibilidades de encontrarlos si sabes el año en que se fabricó tu automóvil y si el problema es un tornillo desgastado o roto, puede llevarlos a tu mecánico de confianza que te venderá un reemplazo compatible con tu vehículo.

Cualquiera que sea el método que elijas, ten en cuenta que cada uno de tus faros delanteros tiene un par de tornillos de regulación que vienen con una carcasa de plástico que se usa para asegurarlos a los faros delanteros. Entonces, si planeas reemplazarlos todos, deberá comprar cuatro.

2.   Localiza los tornillos de ajustes rotos o desgastados

Con tu automóvil estacionado en el garaje o frente a una pared, abre el capó y ubica los tornillos de regulación de faros delanteros. Si bien la posición de los tornillos varía según la marca del automóvil, lo más probable es que encuentres un tornillo en la parte superior del faro y otro al lado de la carcasa del mismo.

Estos tornillos son de color plateado para diferenciarse del respaldo negro de la carcasa de los faros. Si no puedes ubicar o acceder a los tornillos, consulta el manual del propietario de tu vehículo para obtener más información. Sin embargo, algunos fabricantes de automóviles lo hacen un poco más difícil, por ejemplo, debes buscar debajo del automóvil para agarrar los tornillos.

3.   Quita los tornillos sobre el faro con una llave de tubo

Después de ubicar los tornillos de regulación de faros delanteros, lo siguiente que debes hacer es quitar los pernos que están en el marco del automóvil, justo encima de la parrilla. Con tu llave de tubo, asegura los pernos y gíralos en sentido antihorario hasta que se desprendan.

Una vez que hayas hecho esto, ten cuidado de no tirar demasiado del faro porque el cableado eléctrico seguirá conectado. Seguido a esto, coloca el faro sobre una toalla limpia y suave para protegerlo mientras cambias los tornillos de ajuste. Puedes hacer un esfuerzo adicional para limpiar tus faros con una toalla adecuada si sientes que están oxidados.

4.   Desconecta el cable eléctrico y retira los clips.

Tan pronto como retires con éxito los pernos, notarás un gran enchufe conectado a la parte posterior de la carcasa del faro de tu vehículo. Separa con cuidado los clips que sujetan los enchufes y tira del cable del mismo hacia atrás para separarlo de la carcasa del faro.

5.   Extrae la bombilla del faro.

Antes de este paso asegúrate de tomar una fotografía del cableado y los pernos, esto será útil cuando realices el proceso de volver a armarlos más tarde. Una vez que hayas desconectado los cables, debes extraer la bombilla girando el anillo que encontrarás cerca del centro de cada faro.

6.   Retire el tornillo de ajuste roto o desgastado

Los tornillos de regulación de faros delanteros vienen con una tapa de plástico que los sujeta al faro (estos suelen ser de color blanco). Sin embargo, en algunos automóviles simplemente puedes quitarlos sin desmontar la carcasa del faro, mientras que en otros, tendrás que desmontarla.

De esta manera, inserte el destornillador para asegurar las tuercas viejas y gira en sentido antihorario tanto como pueda para extraer los tornillos. Mientras  los tengas expuestos, considera cubrirlos con un lubricante de silicona en aerosol como WD-40.

Ya que este, los hace un poco más resistentes a los daños y si fuera necesario restaurar la lente de tu faro, use el lubricante para limpiarlo

7.   Instala los tornillos nuevos

Ahora, instala los tornillos nuevos junto con los protectores de plástico que vienen con él. Apriétalos realizando el giro en el sentido de las agujas del reloj antes de volver a instalar los faros en tu automóvil.

8.   Vuelve a ensamblar y realinear tus faros

Finalmente, después de reinstalar los nuevos tornillos de regulación del faro, lo que debes hacer es volver a montarlo y cualquier pieza que hayas quitado. ¿Recuerdas que te recomendamos que tomaras fotos antes de extraer cualquier parte en el proceso? En este punto es útil que hayas tomado en cuenta nuestro consejo.

Entonces, vuelve a colocar todas las partes exactamente donde las encontraste y cuando estés listo para volver a colocar la cubierta, caliéntala suavemente para ablandar el pegamento. Ten cuidado de no calentar en exceso, ya que podrías dañar una parte plástica. Luego, fija la cubierta en su lugar y espera por lo menos una hora para que se endurezca nuevamente.

9.   Colocación y alineación del faro

Cuando hayas terminado, vuelve a colocar el faro en tu automóvil, reconecta los cables eléctricos y atorníllalo al marco. Solo te faltará simplemente realinear tu faro delantero para que no ciegue a otros vehículos que se aproximan.

También te puede interesar: Cómo Pulir los Faros del Coche 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to Top