Transmisión semiautomática (cómo funciona y pros/contras)

Desde la década de 1930, las transmisiones semiautomáticas han existido. Pero evolucionaron lentamente a lo largo de los años y ahora tenemos algo muy diferente de lo que era entonces. Sin embargo, es común con todos los componentes de un automóvil.

Ha habido varios tipos de transmisiones semiautomáticas desde su introducción, incluidas las manuales sin embrague, con embrague automático, manual con embrague automático y paletas de cambio. En cualquier caso, el conductor aún debe cambiar de una marcha a otra, pero se elimina la obligación habitual de pisar el pedal del embrague.

Índice de Contenido
  1. ¿Qué es una transmisión semiautomática?
  2. Cómo funciona
    1. los inconvenientes
    2. Ventajas

¿Qué es una transmisión semiautomática?

Etiqueta engomada de VW
'74 VW Escarabajo (transmisión automática)

Una transmisión semiautomática es esencialmente una transmisión manual que no usa embrague. En cambio, las marchas cambian cuando el conductor da una orden enviada a través de sensores y procesadores electrónicos.

Estos sensores reemplazan el pedal del embrague, que normalmente presionaría al conductor antes de cambiar de marcha. Ahora la electrónica le dice al embrague qué hacer, lo que facilita el cambio suave porque el par y la sincronización son casi perfectos.

Los fabricantes de automóviles europeos fueron los responsables de desarrollar la transmisión semiautomática porque creían que mejoraría la experiencia de conducción. Esto es especialmente cierto en lugares concurridos como ciudades donde tienes que parar constantemente en los semáforos y encender las luces verdes.

Entonces, la principal diferencia entre una transmisión manual y una transmisión semiautomática es que una transmisión manual usa tuberías y cables, mientras que una semiautomática usa electrónica y actuadores. Estas computadoras relajan al conductor.

Ver también: ¿Qué transmisión tengo?

Cómo funciona

transmisión semiautomática

Un conductor semiautomático siempre tendrá que cambiar de marcha utilizando una caja de cambios manual. Lo único es que no hace falta pisar el pedal del embrague con la caja de cambios porque la electrónica de la semiautomática se encarga del propio embrague.

Debido a esto, la caja de cambios puede calcular con precisión el momento adecuado para cambiar de marcha, lo que les permite cambiar de forma rápida y suave.

El único problema es que podría terminar con una caja de cambios que no hace su trabajo tan rápido como le gustaría. Esto sería especialmente cierto si está conduciendo y necesita pisar los frenos para reducir la velocidad rápidamente.

Relacionado: Piezas de transmisión automática

los inconvenientes

  • Una semiautomática requiere más dinero para mantener que una manual.
  • Reparar un semiautomático es costoso. Un reemplazo en realidad sería más barato.
  • Los semiautomáticos tienen un historial de mal funcionamiento y fallas. Hay muchas razones por las que esto podría suceder y es posible que ni siquiera impliquen una transmisión directa.

Ventajas

  • La experiencia de conducción es muy suave al cambiar de marcha.
  • Si los convertidores de par patinan, no habrá pérdida de energía. Tampoco sufrirá esta pérdida durante los cambios manuales.

.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Transmisión semiautomática (cómo funciona y pros/contras) puedes visitar la categoría General.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu valoración: Útil

Subir