Tubo De Escape, ¿Qué Es? Y Qué Función Cumple.

Si los autos a través del tiempo nunca hubieran adoptado un silenciador en sus motores la contaminación sónica que existiera ya nos hubiese dejado sin oídos, aunado a que los fuertes escapes del motor generarían desgaste en los pistones y válvulas sin atrevernos a mencionar que hasta el bloque se nos dañaría, causado por las detonantes explosiones internas del motor.

Cuando encendemos nuestro vehículo ponemos en marcha un ciclo de explosiones en el motor. Pero ¿adónde van los residuos de la combustión? Salen por los tubos de escape para autos, esa parte del vehículo que a menudo el conductor pasa por alto, pero tiene una función muy importante.

Tubo de Escape 01

Quédate con nosotros que a continuación te diremos todo lo referente al Tubo de Escape un elemento importante en el funcionamiento de tu vehículo. Así que aparte de conocer un poco la historia y origen de este importante componente mecánico debemos conocer su funcionamiento y mantenimiento.

Índice de contenidos

    Algo de historia

    En cuanto a la historia del tubo de escape la información es poca y precisa, los inventores de este estupendo dispositivo mecánico son los estadounidenses Milton O. Reeves y Marshall T. Reeves de Columbus Indiana, dicho invento lo patentaron un 11 de mayo de 1897 bajo el número 582485 con el nombre de Exhaust muffler for engines (Silenciador de escape para motores), descrita como que han inventado ciertas mejoras nuevas y útiles en los silenciadores de escape para el motor.

    Te invitamos a leer:  Múltiple de Escape. Cómo Funciona, Tipos, Fallas comunes

    ¿Qué es el tubo de escape?

    El tubo de escape de los motores de explosión es el encargado de expulsar todos los gases de combustión desde el silenciador al exterior del vehículo. Este elemento forma parte del sistema de escape de todos los motores de combustión interna y se suele situar en la parte inferior y posterior de los vehículos, aunque también se pueden encontrar en los laterales inferiores o de forma vertical.

    Tubo de Escape 03

    En los motores de los coches, la utilización del tubo de escape es obligatoria, debido a la necesidad de la reducción del ruido que se provoca si el escape fuera libre. Este elemento es tan solo una de las partes de la instalación del sistema de escape que consta de los conductos que llegan al interior de la culata, de los colectores que van desde la culata hasta el tubo de escape y finalmente, el tubo de escape junto con los silenciadores.

    ¿Qué función cumple el tubo de escape?

    La función de un tubo de escape es sencilla: evitar que los gases se acumulen en el motor y reduzcan su eficiencia a la hora de trabajar. Pero también cumplen requisitos de seguridad, evitando que los gases pasen al habitáculo e intoxiquen a los pasajeros. Reducen el sonido del motor, que son explosiones contenidas en una caja de metal y, además, con la introducción de los catalizadores, se han podido neutralizar muchos gases tóxicos como el monóxido de carbono o los óxidos de nitrógeno.

    Para aquellos que adoren ‘tunear’ sus coches, los tubos de escape cumplen la función de aumentar la potencia del motor, permitiendo una mayor salida de gases; la de aumentar el sonido y, por supuesto, la estética.

    Tras pasar por los colectores, suelen ir a un sensor de oxígeno, que mide la mezcla aire-combustible que inyecta al motor electrónicamente y lo comunica a la centralita, para vigilar su buen funcionamiento. Tras este paso, llegan al catalizador para reducir el impacto ambiental de los coches, transformándolos en dióxido de carbono y vapor de agua (los gases que salen del tubo).

    Tubo de Escape 02

    El siguiente paso es llegar al silenciador: un elemento que minimiza el sonido de las explosiones en nuestro motor. Consisten en un “laberinto” de circuitos que hace que las ondas de sonido reboten y se disipen antes de salir por el final del tubo. Los sistemas de escape de serie están bastante limitados para asegurar la eficiencia de combustible y el sonido de los coches, pero cambiarlo por una opción de competición suele suponer una mejora de entre un 10 y un 20% de los caballos del motor, ya que tiene más facilidad para “respirar”.

    Mira También:
    Partes del Alternador

    Eso sí, nada es gratis. Cambiar el sistema de escape puede que facilite la salida de gases a tu motor, pero aumentaría su temperatura y su consumo de combustible. Además, un sistema completo no es barato (suelen rondar los 1.000 euros según modelo) y haría que nuestro motor durase menos, al esforzarse más. Para muchos dueños, es una mejora que merece la pena, ya que es una de las modificaciones que más se notan a la hora de personalizar un coche, pero para otros no vale la pena lidiar con las homologaciones y el papeleo que conlleva.

    Partes del tubo de escape de un auto y sus funciones

    Este componente tiene un mecanismo bastante elaborado. Cada una de las partes del tubo de escape en orden de funcionamiento son las siguientes:

    1. Colector de escape

    Ésta es la primera de las partes del tubo de escape de un auto. Es un conjunto de tubos que obtienen los gases del motor. Estos trabajan a alta temperatura y están diseñados para extraer los gases sin generar turbulencias.

    1. Catalizador

    Esta pieza reduce, mediante reacciones químicas, las emisiones nocivas. De acuerdo con el CEUPE (Centro de Posgrado Europeo), este posee una pieza cerámica con capas de “platino, paladio y rodio”. Estos materiales oxidan los gases para convertirlos en otros que no sean tóxicos. Además, su estructura protege la parte baja del auto de las altas temperaturas alcanzadas por los gases.

    1. Filtro de Partículas

    Los motores diésel utilizan, adicionalmente al catalizador, un filtro de partículas que contribuye a convertir gases tóxicos en no contaminantes.

    1. Sonda Lambda

    Es un sensor que mide la concentración de oxígeno presente en los gases residuales. Con estos datos el vehículo puede variar la mezcla de combustible y aire para que sea óptima y contamine menos.

    1. Silenciador

    Posee una cámara con tubos que permiten reflejar las ondas de sonido generadas por el motor.  Además, cuando los gases pasan por él, se expanden y pierden presión. De esta forma se reduce el ruido procedente de los ciclos de combustión.

    1. Tubos Intermedios

    Cada uno de los componentes ya mencionados están conectados por tubos intermedios. Estos permiten que los gases pasen a través de ellos y también resistan las altas temperaturas.

    1. Cola

    Esta es la parte final del tubo que puedes observar en la parte final del vehículo y de donde sale despedido el humo producto de la combustión.

    Gases que salen del tubo de escape

    El tubo de escape de un vehículo puede emitir dióxido de carbono (CO2), vapor de agua, óxido de nitrógeno y otras sustancias. No obstante, gracias al catalizador se reduce la emisión de gases muy peligrosos, como el monóxido de carbono (CO). Este último puede ser expulsado si tu sistema de escape se encuentra en mal estado.

    Tubo de Escape 04

    Además, algunos tubos de escape pueden generar más gases dependiendo del estado del motor del auto. Algunos incluso expulsan humo azul, evidencia de que el motor está quemando el aceite de forma excesiva. Ahora que conoces cómo funciona un tubo de escape, ya sabes lo importante que es.

    ¿Cuándo cambiar el tubo de escape?

    Hemos de tener en cuenta que el tubo de escape no sólo circula los gases de escape, sino que fundamentalmente se usa como soporte para instalar otros elementos que forman parte del mismo, como el FAP, la EGR, el catalizador o el Silenciador.

    Esto significa que la vida útil del tubo de escape, dependerá en gran medida del estado de dichos elementos que lo conforman. Por ejemplo, como norma general, la vida media de un silenciador de coche se sitúa en torno a los 80.000 km, excepto cuando permanece mucho tiempo inmovilizado o se utiliza con frecuencia, sobre todo, en desplazamientos cortos.

    Cuando se trata del primer caso, será necesario cambiar el tubo de escape con anterioridad a lo previsto, por causa de la humedad que acumula, ya que ésta causará una corrosión muy perjudicial en el propio tubo de escape. Es algo parecido a lo que sucede con los trayectos cortos, sobre todo si son inferiores a 10 minutos, ya que en estos casos el sistema de escape no se calienta lo suficiente como para evaporar toda el agua acumulada.

    Mira También:
    Sensor Del Cigüeñal: Función, Tipos, Averías y Más

    Otros síntomas que evidencian la necesidad del cambio de tubo de escape, suelen ser bastante fáciles de percibir, ya que algunos de ellos el sonido de golpes metálicos procedentes del suelo, (un claro indicio de que las piezas se están desoldando y se mueven), un aumento injustificado del consumo de combustible, o un ruido como de vibración metálica cada vez mayor al acelerar.

    ¿Qué implica cambiar el tubo de escape?

    Usualmente, reemplazar el sistema de escape de un vehículo resulta bastante caro en cuanto al valor de las piezas a sustituir, lo cual se ve incrementado por el tiempo que se tarda en realizar la operación, con el consecuente incremento en el coste de la mano de obra.

    Recordemos que este sistema consta de varios elementos importantes, y todo debe funcionar correctamente para asegurar un óptimo rendimiento. A demás, es fundamental asegurarse de que las nuevas piezas y modelos a montar, estén homologados y sean validados para superar la ITV, ya que algunos de ellos son verdaderamente espectaculares y vistosos, pero no cumplen con las normas y reglas de circulación.

    ¿Cómo detectar si los tubos de escape para autos no están funcionando?

    Vibraciones

    Todos los tubos de escape se encuentran sujetos al vehículo por gomas especiales. Cuando se perciba una vibración que provenga del tubo de escape, es necesario sustituir o cambiar las gomas vencidas para evitar mayores daños en el sistema.

    Sonidos graves

    Cuando se presenta un sonido fuerte o grave, es probable que alguno de los elementos del tubo de escape se encuentre deteriorado o tenga alguna fisura.

    Pérdida de potencia al manejar

    Este problema puede tener su origen en el catalizador, por lo tanto, hay que repararlo o reemplazarlo, si está bloqueado.

    ¿Cómo se pueden mantener los escapes para autos en perfecto estado?

    La primera recomendación es examinar el tubo de escape a los 10.000 km. Hay que verificar los tornillos y tuercas del sistema de escape (sobre todo si el vehículo se usa para transportar pasajeros). También es importante ojear de vez en cuando la junta entre el colector y el escape. Por su función, el colector es una de las piezas principales en el tubo de escape, por lo que debe estar bien sujeto al resto de la estructura.

    El tubo de escape cumple una función importante dentro del vehículo, por lo que no hacerle la mantención apropiada, y a tiempo, podría tener consecuencias graves, por ejemplo, producción de gases altamente contaminantes, desprendimientos, mayor consumo de combustible y menor rendimiento del auto.

    Tipos de tubos de escape

    Esta pieza se encarga de expulsar al exterior los gases que genera el motor mientras está en marcha. Este cuenta con un colector; un sistema que se compone a su vez de varios tubos para que pueda pasar la mayor cantidad de gases que sea posible. De ahí, van al catalizador, que elimina las sustancias contaminantes, y finalmente pasan por el silenciador, encargado de reducir el ruido. La salida que vemos solo tiene una función estética. A la hora de distinguir entre los tipos de tubos de escape, se puede atender a los diferentes formatos de esta última o bien a la mecánica del silenciador.

    Formato de la cola

    Los tipos de tubos de escape según la forma de la cola o la salida son prácticamente infinitos, ya que cada fabricante crea sus diseños propios. Por lo tanto, podemos encontrarlos con forma cuadrada, circular, rectangular o dobles. A lo que hay que prestar atención si queremos cambiarlo es a la homologación. De no contar con esta, no podremos superar las inspecciones técnicas.

    Silenciador de absorción

    El primero de los tipos de tubos de escape según el silenciador son los de absorción. Aquel se recubre de lana de vidrio o de otros materiales que sean aislantes térmicos y acústicos. Destacan por la alta absorción del ruido; de ahí su nombre.

    Mira También:
    Cambiar El Fluido De La Dirección Asistida En Un Honda CR V

    Silenciador de expansión

    En ellos, la forma del tubo se ensancha para luego volver a estrecharse, de manera que se genera un rango de frecuencias muy alto. Gracias a este sistema, se elimina parte del ruido, pero no el suficiente como para cumplir con las normativas, de ahí que se combine con otros. Generalmente se emplea para lograr que el ruido sea más grave.

    De resonador lateral

    En este caso, el tubo de escape se perfora y se rodea de otro de diámetro mayor. Cuando el ruido sale, rebota entre los dos y se reduce así el volumen. Este sistema tampoco se utiliza por sí mismo, sino que se combina con aislantes que reducen el ruido por fricción, silenciadores de interferencia o cámaras de expansión.

    De interferencia

    Este sistema hace rebotar las ondas al llenar la cavidad de placas paralelas perforadas. El eco hace que se reduzca el ruido al interferir las ondas unas con otras. Se emplean en combinación con los de absorción.

    En lo que respecta al momento del cambio de los tipos de tubos de escape, se recomienda hacerlo cada 80.000 km aproximadamente en circunstancias normales. Pero en función de diversos aspectos, como el modelo, el uso o el mantenimiento, quizás haya que hacerlo antes o después.

    Problemas que genera un del sistema de escape al dañarse

    A continuación te diremos las diferentes consecuencias que se pueden generar en el sistema de escape al presentar una problema.

    • Restricción en los conductos de escape o en el silenciador, lo cual produce fallas en el encendido y pérdida de potencia del motor.
    • Expulsión de humos asfixiantes que pueden ingresar al interior de la cabina (Leer: Significado de los humos que emite el carro).
    • Rotura de piezas del sistema de escape, lo que produce vibraciones del motor.
    • Catalizador contaminado, o el monolito puede derretirse si se pone en contacto con combustible no quemado.
    • Corrosión externa producto de la humedad, lo que disminuye la efectividad del sistema.

    ¿Cuál es el significado de los humos que emite el carro?

    Por lo general, el auto puede emitir humo de 3 colores:

    • Humo Negro. Cuando un auto emite humo color negro, significa que hay un exceso de gasolina que ha entrado en los cilindros del motor y que no puede ser quemada en su totalidad. En este caso, la mezcla de aire y gasolina está mal compensada y esto produce un alto consumo de combustible. Por lo general, cuando sucede esto se percibe un fuerte olor a gasolina en el ambiente. Una de las causas es cuando la bomba de gasolina o el inyector de gasolina están defectuosos. O también cuando el carburador está mal ajustado.
    • Humo Blanco. Significa que se ha introducido anticongelante o agua en los cilindros del motor, y este los está quemando con la gasolina. Esto suele suceder cuando hay un problema en los empaques debido a un sobrecalentamiento del motor.

    Tubo de Escape 05

    • Humo gris. A diferencia del humo negro, que significaba que había un exceso, el humo gris se debe a la falta de combustible. En este caso, la mezcla de aire y de combustible no está en equilibrio, por lo que el motor requiere más inyección de combustible y por ende tiene un exceso de aire
    • Humo azul. Significa que el aceite del motor entró a los cilindros y se está quemando con la mezcla de aire y gasolina. Este tipo de humo podría ser el más crítico porque significa que el motor está quemando aceite. En este caso, es muy probable que un empaque o un anillo que sirve para mantener el aceite fuera del cilindro, está con fallas.

    Si te ha gustado y crees que has aprendido algo nuevo sobre los Tubos de Escapes, y si te sirvió de algo nuestro artículo y toda la información referente a este Vehículo, no dudes en dejar un comentario y compartirlo.

    Te invitamos a leer:  Cómo Hacer Que Mi Coche Suene Más Deportivo

    ►TAMBIÉN DEBERÍAS LEER

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Go up

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciéndote contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más información