Cómo Calcular El Consumo Del Coche

Conducción nerviosa o agresiva, neumáticos inflados insuficientemente, vehículo en mal estado, todas estas son razones que pueden afectar tu consumo de combustible. Es algo que debes mejorar, pero para mejorarlo, tienes que medirlo. Aquí te mostramos cómo calcular el consumo del coche.

El consumo real del vehículo difiere del anunciado en la ficha técnica o en la pantalla del tablero, ya que está influenciado por el grado de congestión del tráfico, el estilo de conducción y otros aspectos relacionados con los problemas técnicos que presenta el coche.

Calcular tu consumo de combustible te permite ver de manera concreta el impacto que tu vehículo tiene en el presupuesto. Puedes poner en práctica varios métodos. Lo importante es que tengas el valor del consumo de gasolina, bien claro, para que puedas tomar acciones y disminuirlo.

Cómo Calcular El Consumo Del Coche
Cómo Calcular El Consumo Del Coche

Visualización Del Consumo De Combustible En El Tablero

La mayoría de los automóviles de hoy tienen computadoras en el tablero, que, entre otras cosas, nos muestran el consumo de combustible que tenemos, tanto el instantáneo como el promedio.

Y la mayoría de los conductores tienden a considerar el consumo que muestra el ordenador, en lugar del real. Pero, ¿Hay alguna diferencia entre ellos?

Casi todos los automóviles ahora tienen una función que muestra el consumo de combustible promedio o instantáneo en el tablero. Una función útil para saber cuándo y cómo nuestro coche logra tener la forma de conducción más eficiente.

Por ejemplo, si tras una carretera con aceleraciones bruscas y frenadas agresivas, nos encontramos con que tenemos un consumo medio elevado, es bueno saber que la próxima vez que nos acerquemos a la misma ruta es mejor conducir más despacio y con cuidado si nos preocupamos por el consumo de combustible del coche.

¿Cómo funciona el consumo instantáneo?

La pantalla del tablero nos muestra cuánto combustible consume el automóvil en cada segundo. Estos índices difieren según la zona en la que vivas. En Europa, esto se calcula con litros / 100 km, y en el Reino Unido y Estados Unidos con millas por galón.

En el tablero podemos ver valores entre 0 litros / 100km y 99 litros / 100km. El consumo instantáneo es calculado por una computadora que tiene en cuenta varios valores, como la velocidad del motor, el flujo de combustible, la presión en el colector de admisión y la posición del acelerador.

Estos valores son leídos por sensores y sondas y la información se toma de una computadora que muestra el valor en la pantalla de la cabina del automóvil.

También se calcula el consumo promedio de un automóvil, pero el valor cambia en la pantalla con menos frecuencia, ya sea después de una cierta distancia o después de un cierto tiempo.

¿Qué no tiene en cuenta la computadora al calcular el consumo medio de combustible?

El motor tiene, de vez en cuando, sobrecargas que el ordenador no tiene en cuenta a la hora de calcular el consumo. Por ejemplo, encender el aire acondicionado.

O cuando el coche va lento, o cuando va rápido, y a altas velocidades debido al roce con el aire. Hay situaciones en las que aumenta el consumo, pero el ordenador no tiene que calcularlas.

¿Cuál es la diferencia con el consumo real?

El consumo medio que se muestra en el tablero es siempre inferior al consumo real de combustible del coche. Por las razones anteriores, porque se calcula el consumo que muestra el automóvil, y la computadora no puede tener en cuenta todos los parámetros y todas las variables.

Sin embargo, las diferencias no son muy grandes. Por ejemplo, alguien que pueda hacer un consumo real del automóvil notará que con el tanque lleno la diferencia es de aproximadamente 1 o 2 litros.

Cómo Calcular El Consumo Del Coche

Si eres de los que no saben calcular con precisión el consumo real de tu coche, te invitamos a que sigas leyendo y sigas estos sencillos pasos. Es necesario especificar que este cálculo debes hacerlo varias veces para que tengas un promedio más exacto de tu consumo.

El consumo de combustible y los métodos para reducirlo son siempre de actualidad. La energía química que se encuentra en el combustible es transformada por el motor de combustión interna en energía mecánica, que se utiliza para mover el vehículo.

Durante el proceso de transformación se producen diferentes pérdidas, por lo que no toda la energía contenida en el combustible estará disponible como energía mecánica.

Como resultado, la eficiencia es una sub-unidad y varía según el régimen de funcionamiento del motor. El ralentí es un ejemplo de eficiencia cero porque el consumo de combustible no produce energía útil.

Mira También:
Filtro De Gasolina, Qué Es, Y Que Función Cumple

Aunque no es importante en el cálculo del consumo, es bueno saber qué capacidad tiene el depósito de tu coche, para preparar el dinero necesario para hacer varios llenos. Esta información se incluye en el manual técnico del coche.

La mayoría de los automóviles tienen un tanque de combustible con una capacidad de entre 30 y 60 litros.

El segundo paso es elegir una gasolinera en la que llenar el tanque. La mayoría de las bombas tienen un mecanismo que detecta cuando el tanque del automóvil está lleno, pero varía de una gasolinera a otra. Intenta hacer todos los repostajes en la misma gasolinera, con la misma máquina.

Intenta llenar el tanque, luego enciende el automóvil y verifica si el nivel de combustible está al máximo. Cuando compruebes que el nivel de combustible está al máximo, escribe en un papel cuántos litros de combustible has repostado y cuántos kilómetros tienes en el tablero.

Estos datos deben ser lo más precisos posible, para un resultado lo más cercano a la realidad posible. Pon el cuentakilómetros de viaje a cero cuando el tanque de gasolina esté lleno. Para la mayoría de los coches, esto se hace manteniendo presionado 2 o 3 segundos un botón que se encuentra en los relojes.

Para aprender cómo restablecer el kilometraje a cero, lea el manual del automóvil. No olvides este paso porque es muy importante.

Ahora es el momento de conducir como de costumbre. Conduce hasta que el nivel de combustible esté en el límite mínimo, luego vuelve a repostar. Vuelve a llenar el tanque, teniendo en cuenta los pasos descritos anteriormente.

Anota nuevamente en el papel cuántos litros de combustible has cargado, cuántos kilómetros has viajado desde la primera vez que cargaste combustible y prepárate para un poco de matemáticas.

El cálculo es muy sencillo. Si en la segunda gasolinera sumaste “X” litros y entre la primera y la segunda gasolinera recorriste “Y” kilómetros, Tu consumo es (x * 100) / y.

En resumen, estos serían los pasos.

  1. Reposta tu vehículo hasta que se dispare la pistola de gasolina. Esto indica que has llenado el tanque por completo.
  2. Ahora, restablece el odómetro de viaje a cero, o anota el kilometraje indicado en el odómetro.
  3. Conduce y usa tu vehículo normalmente.
  4. Regresa a la estación cuando el tanque de tu coche esté casi vacío, teniendo cuidado de no dejarlo vaciar por completo ya que puedes dañar la bomba.
  5. Reposta nuevamente y anota la cantidad de litros de combustible que pusiste en el tanque.
  6. Lee también el número de kilómetros recorridos desde el último repostaje si reiniciaste tu odómetro, o anota nuevamente el kilometraje indicado en el odómetro.

Para conocer tu consumo de combustible por cada 100 kilómetros, haz el siguiente cálculo:

C = LiC x 100 / KmR

Donde:

  • C: Consumo de combustible por cada 100 Km.
  • LiC: Litros de Combustible consumidos entre cada repostaje. (Tanque lleno).
  • KmR: Kilómetros recorridos entre cada repostaje.

Realiza todo esto unas 4 o 5 veces, como parte de tu rutina. Esto te permitirá determinar tu consumo medio con mayor precisión.

Para encontrar el número de kilómetros recorridos, solo basta restar el kilometraje leído en el paso 2 del kilometraje leído en el paso 5. O mejor aún, el kilometraje que te marca el odómetro de viaje, si lo pusiste en cero en el paso 2.

Este valor lo vas a comparar con el que calcula el coche como promedio Notarás que existe diferencia. Si te topas con un vehículo con millas por galón (mpg) y quieres convertirlo a kilómetros por litro (km / L), simplemente multiplica el valor de mpg por 0.4251, y vuelves a realizar la comparación.

Las Reglas Generales Del Consumo de Combustible

Recuerda que las cifras de consumo de combustible proporcionadas por los fabricantes son simplemente para fines comparativos y, por lo general, se realizan en entornos de prueba estrictos y en perfectas condiciones.

Tu estilo de conducción influye enormemente en estos números en cualquier dirección, por lo que el consumo real de combustible puede variar de un conductor a otro, e incluso las condiciones en las que se conduce el vehículo.

En la congestión urbana, tendemos a seguir acelerando a altas revoluciones debido a la situación de “paradas y arranques”·. Un automóvil que viaja a través del tráfico congestionado tenderá a consumir más combustible que uno que viaja a velocidades razonables constantes.

En la carretera, menos paradas y velocidad constante pueden ayudar a mejorar el consumo de combustible a medida que acumulamos kilómetros.

También encontrarás que muchos automóviles emplean un sistema de arranque y parada y tecnologías híbridas para ayudar a aliviar el desperdicio de combustible en una variedad de situaciones de conducción.

Mira También:
Filtro De Gasolina, Qué Es, Y Que Función Cumple

La transmisión con bandas más anchas y más marchas para elegir también se está convirtiendo en la norma, manteniendo nuestros vehículos en el rango de revoluciones más eficiente y óptimo.

Todo esto ayuda a reducir el consumo de combustible y a ahorrar un poco más de combustible para esos kilómetros adicionales.

Cómo Calcular El Consumo Del Coche
Calcular El Consumo Del Coche

¿Cómo Reducir Tu Consumo De Combustible?

Después de calcular tu consumo de combustible, el objetivo sigue siendo adaptar tu conducción para reducir los gastos y tu huella de carbono. De hecho, tu comportamiento de conducción y la forma en que mantienes tu automóvil influyen en el consumo de combustible.

A pesar del enorme progreso realizado por la industria del automóvil, el consumo de combustible de los vehículos equipados con motor térmico sigue siendo elevado. Para reducir esto último, sigue estos consejos.

1. Haz el correspondiente mantenimiento a tu vehículo

Hoy en día, muchos componentes del motor que impactan en el consumo de un automóvil tienen un efecto directo o indirecto sobre su consumo.

Ciertos elementos, como los filtros de aire, aceite o combustible, deben cambiarse de forma periódica, para favorecer el óptimo funcionamiento del motor y, por lo tanto, controlar su consumo. Lo mismo ocurre con el sistema de escape.

Si uno de estos elementos está bloqueado, incluso parcialmente, el motor tendrá que forzar para producir su potencia, y esta fuerza anormal conducirá a un consumo excesivo de hasta un 20%.

Para evitar todo este desorden, el mantenimiento regular de tu coche es fundamental. De este modo, prolongas la vida útil de tu automóvil realizando el mantenimiento de acuerdo con el plan proporcionado por el fabricante.

Un coche bien mantenido y en buen estado consume menos, esta es una de las principales claves para ahorrar dinero. Realiza los cambios periódicos de aceite, chequea la presión de los neumáticos, mantén al día su sistema de refrigeración, cambia o limpia sus filtros con regularidad, etc.

Cuidar tu coche, hará que el consumo de gasolina sea menor.

También te puede interesar Sistema de Inyección de Combustible. Funcionamiento

2. Comprueba la presión de tus neumáticos

Una de las cosas importantes que debes controlar con frecuencia, aproximadamente cada 500 km, es la presión de los neumáticos de tu vehículo. De hecho, las llantas mal infladas o en mal estado pueden provocar entre un 5 y un 10% adicional de consumo de combustible.

Cuando están desinflados, su superficie de contacto con la carretera aumenta. La superficie de rozamiento es, por lo tanto, mayor y sujeta a una mayor resistencia a la calzada.

La presión recomendada para tus neumáticos está disponible en el manual de tu vehículo, dentro de la tapa de llenado de combustible o en el costado de la puerta del conductor. Ten en cuenta que esto depende del tamaño de los neumáticos que use tu coche.

Por lo general, puedes realizar este chequeo, en algunas estaciones de combustible.

Algunas marcas de neumáticos ofrecen modelos que ahorran energía, cuya goma ofrece un compromiso ideal entre un alto agarre y una menor fricción. El impacto del consumo de combustible de elegir un neumático en un automóvil se simula mediante etiquetas de orden de magnitud que van de la “A” a la “G”.

Recomendamos que coloques neumáticos tipo “A” en tu vehículo para que el consumo de combustible disminuya.

3. Evita los viajes cortos

Solo tienes que mirar el consumo de combustible por viaje de tu vehículo, para darte cuenta de que los primeros kilómetros recorridos son los que más combustible requieren.

Estudios recientes han demostrado que incluso un automóvil con poca gasolina quema en promedio hasta el doble de gasolina cuando viaja menos de 5 kilómetros.

Elegir no llevar tu coche para tus viajes cortos te permitirá reducir significativamente tu consumo.

4. Reduce tu velocidad media

Cuanto más rápido conduzcas, más combustible utilizará tu vehículo. Para ahorrar dinero, reduce tu velocidad media en 10 km/h. El tiempo de viaje tendrá muy poco impacto, pero consumirás menos combustible en cada viaje. Un gesto sencillo y rentable.

Si bien parece obvio que la velocidad y el consumo de combustible son correlativos, en realidad, pocos conductores practican este consejo para limitar el consumo de combustible de su coche.

Reducir la velocidad en 10 km / h ahorra de 3 a 5 litros cada 500 kilómetros. Además, conducir a 80 km / h en lugar de 90 km / h en la carretera solo te hará perder menos de 5 minutos en un viaje de 50 kilómetros y aumentará tu margen de seguridad.

5. Adopta un viaje más suave

El alto consumo de combustible también puede estar relacionado con tu estilo de conducción. Si eres un conductor de aceleración y frenado bruscos, consumirás más combustible, no se recomienda conducir con nerviosismo.

Mira También:
Filtro De Gasolina, Qué Es, Y Que Función Cumple

Mantén una velocidad constante y anticípate para poder acelerar y frenar con suavidad. En este último punto, cuando puedas, desacelera, reduce la marcha y deja que el freno del motor funcione en lugar de usar los frenos.

Más allá de la velocidad, el estilo de conducción influye mucho en el consumo de combustible de un vehículo. Al evitar las repetidas aceleraciones de una conducción nerviosa, es posible reducir el consumo de combustible en un 15% durante la duración de un viaje.

Relájate, anticipa las ralentizaciones y disfruta cómodamente de tus viajes mientras ahorras combustible.

6. Conduce con la marcha adecuada

Para ahorrar dinero, evita el exceso de velocidad, el vehículo consume el doble de combustible en estos casos. Conduce en la marcha correcta, para ello, debes monitorear constantemente la velocidad RPM en el tacómetro.

La máxima recomendada es de 2.500 rpm para un vehículo de gasolina y de 2.000 rpm para un vehículo diésel.

Adquiere el hábito de usar tu control de crucero cuando viajes por la autopista mientras mantienes un ritmo constante. El motor no tiene una demanda constante, lo que ayuda a ahorrar combustible.

Además, no tienes que preocuparte por lo rápido que vas.

7. Aligera tu vehículo

Cuanto más pesado sea tu vehículo, más combustible consumirá. Vacía regularmente los artículos que no estás usando en tu maletero, tu guantera y todos los compartimentos de almacenamiento.

Además, recuerda quitar las barras o la galería que pueden estar en el techo y que afectan la aerodinámica del automóvil. El peso total juega un papel muy importante en el consumo real de un automóvil de gasolina. Al agregar 100 kg a tu automóvil, quemará alrededor de un 7% más de combustible.

Aunque puede resultar tedioso, desmonta los accesorios como cajas de techo o portabicicletas cuando no los utilices.

8. Recuerda apagar el motor al parar

Los vehículos nuevos ahora están equipados con el sistema de arranque y parada, que apaga el motor durante paradas breves y reduce el consumo de combustible entre un 1 y un 3% según el tipo de viajes realizados.

Incluso si tu vehículo no tiene esta función, puedes apagar el encendido de tu automóvil cuando esté parado. Las baterías más nuevas soportan fácilmente arranques repetidos, especialmente cuando el motor está caliente.

Si te detienes durante más de 20 segundos, en un semáforo en rojo o en atascos, por ejemplo, considera apagar el motor para ahorrar combustible.

9. Usa el aire acondicionado con moderación

El uso de aire acondicionado conduce a un consumo excesivo de combustible y puede generar una pérdida de potencia. Es recomendable limitar la diferencia de temperatura entre el exterior y el interior a 5 °C.

Asimismo, no dejes las ventanas abiertas, especialmente a altas velocidades, ya que la resistencia del viento, es fuente de consumo de combustible adicional. Cuando hace calor, es agradable disfrutar de un soplo de aire fresco al volante de tu automóvil, pero no abuses de esto.

Si dejar el aire acondicionado de un automóvil encendido todo el tiempo no es lo ideal para el consumo de combustible, conducir con las ventanillas abiertas aumentará el consumo de combustible de tu automóvil a alta velocidad.

Por debajo de 70 km / h, puedes abrir las ventanas para dejar que entre el frescor en tu cabina. Por encima de esta velocidad, la resistencia creada por el aire ralentiza tu velocidad, por lo que es mejor cerrarlas y encender el aire acondicionado para ahorrar combustible.

Para Cerrar

También te puede interesar Fallas Del Indicador De Nivel De Combustible: Diagnóstico, Soluciones

Cuando hablamos de medir el consumo de combustible, generalmente encontrarás palabras como promedios, kilómetros por litro (km / L) y millas por galón (mpg).

En la actualidad, muchas personas se decantan por coches que sean eficientes en el consumo, por el hecho de querer minimizar la huella de carbono, y proteger un poco sus bolsillos.

Muchos conductores adoptan diferentes modos de conducción para mejorar el consumo de combustible, como el modo de aceleración, la velocidad de funcionamiento, etc.

Conocer el consumo de combustible de tu automóvil ayudará a asignar un presupuesto mensual más preciso. Ten en cuenta, sin embargo, que un automóvil tiene un consumo diferente en ciudad y otro consumo en carreteras largas.

Adoptar una conducción económica y responsable puede permitirte reducir tu presupuesto de combustible al tiempo que reduces tu huella de carbono.

►TAMBIÉN DEBERÍAS LEER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciéndote contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más información