Cómo Quitar Una Abolladura Del Coche

¿Has abollado tu coche y crees que puedes repáralo tú mismo? Afortunadamente, algunas veces puedes hacerlo tú mismo. Te invitamos a descubrir cómo quitar una abolladura del coche.

Hacer una abolladura en tu coche, duele. Para los amantes de los coches, es algo simplemente inaceptable. Luego está la parte financiera, debes ir al taller de carrocería para quitar la abolladura, y eso aumentará la prima de tu seguro.

Pero puedes evitarlo y restaurar tu automóvil en el garaje de tu casa. Sí, eso es posible. Puedes sacar esa desagradable abolladura muy fácilmente. Sigue leyendo y pronto sabrás cómo reparar una abolladura en un coche.

Antes de que podamos empezar a quitar las abolladuras de la carrocería del automóvil, primero veamos qué tipo de abolladuras se pueden tratar en casa.

Cómo Quitar Una Abolladura Del Coche
Abolladura Del Coche

¿Cómo Se Forman Las Abolladuras?

Al conducir un automóvil, los conductores pueden estar sujetos a diferentes situaciones. Es posible que en algún momento, al conducir o pasar por un aparcamiento estrecho, por ejemplo, se dañe accidentalmente la carrocería.

Las pequeñas abolladuras en el automóvil son un problema muy molesto. No interfieren de ningún modo en el funcionamiento y, dependiendo de la gravedad, ni siquiera en el aspecto general del coche.

Sin embargo, a la hora de vender el coche, a menudo baja el precio de manera injusta.

En muchos casos, en lugar de llevarlo a un taller, que cobrará un alto precio por la reparación, puedes solucionar estos problemas con técnicas sencillas que paliarán este daño y, en algunos casos, podrás reparar el daño por completo.

Pero cuidado, no todos los vehículos podrán responder de la misma forma. Por tanto, es fundamental realizar la prueba.

La chapa que forma los paneles de la carrocería de tu automóvil es de un material que está diseñado para absorber los golpes, por medida de seguridad. En ese proceso, se deforma, absorbiendo la energía del golpe.

Muchas veces, el golpe no es suficientemente grande para deformar el panel, solo se hunde y vuelve a su posición original. Otras veces en cambio, se crea una abolladura que mantiene su forma y hay que practicarle ciertos métodos para llevarla de nuevo a su sitio original.

Y otras veces, el golpe es tan fuerte, que se crea la abolladura e incluso se rompe el panel. En estos casos, no podrás hacer nada, salvo llevarlo al taller de carrocerías para su respectiva reparación o cambio.

¿Qué Tipos De Abolladuras Se Pueden Reparar En Casa?

Estos son los tipos de abolladuras que puedes reparar en casa:

  • Si la abolladura no ha dañado la pintura del automóvil, se puede abordar en casa.
  • Pueden sacarse las abolladuras que forman una gran depresión en el panel de la carrocería y que no sean muescas agudas.
  • Si hay grietas en el panel abollado, lo más probable es que la abolladura no se pueda sacar.
  • Las abolladuras muy grandes no se pueden succionar.
  • Si el panel de la carrocería está hecho de aluminio, la abolladura no se puede sacar en la mayoría de los casos.
Mira También:
Cómo Quitar Arañazos del Coche

Con eso fuera del camino, veamos ahora cómo se pueden quitar las abolladuras de las diferentes partes de un automóvil.

También te puede interesar Cómo Saber el Color de mi Coche

Cómo Quitar Una Abolladura Del Coche

El objetivo es realinear los átomos del metal deformado del que está compuesto el panel de la carrocería. Para hacer esto, debes aplicar una fuerza en la dirección opuesta.

Sin embargo, debes tener en cuenta que el metal solo se puede restaurar si se deforma hasta cierto punto. Si la deformación es demasiado, la abolladura no se puede deshacer, al menos no en casa.

Recuerda, estos son solo algunos consejos que pueden ayudarte a realizar reparaciones menores en tu coche. Los resultados reales dependerán de tu comprensión y ejecución de los pasos.

Si no tienes experiencia en este tipo de trabajo o crees que no podrás hacerlo de la manera correcta, busca la ayuda de un profesional. Veamos ahora los diversos métodos que puedes utilizar para eliminar las abolladuras de tu automóvil en casa.

1. El método de la ventosa

Este es el primer truco, y el más fácil de hacer. Requiere que tengas paciencia, además de una ventosa de las que se usan para destapar cañerías. El método es bastante sencillo. Solo necesitas hacer lo siguiente y la abolladura saldrá como si nunca hubiera existido.

  • Empuja la ventosa contra el panel de la carrocería donde está la abolladura.
  • Luego tira de la ventosa hacia atrás, asegurándote de que no haya fugas de vacío.
  • Repite el proceso varias veces hasta que salga la abolladura. Si tienes suerte, puedes hacerlo al primer intento.

Este método te servirá, y es el más recomendado si tienes:

  • Abolladuras en grandes paneles de carrocería plana.
  • Abolladuras que forman una depresión.
  • Abolladuras que no hayan dañado la pintura del coche.

Debes asegurarte que la ventosa esté limpia, además de que no esté rota, fisurada. Que esté en buenas condiciones para que pueda crear el vacío que te permita halar el panel y que vuelva a su sitio original.

Otro punto importante con este método, es que controles tu fuerza y no tires mucho de la ventosa, para que no deformes el panel.

Cómo Quitar Una Abolladura Del Coche
Cómo Quitar Una Abolladura Del Coche

2. El método del secador de pelo

Los metales se expanden cuando se calientan. Esa expansión es natural en todos los materiales, y se nota aún más en metales. A este proceso se le conoce como "Dilatación Térmica". Puedes utilizar esta propiedad de los metales a tu favor, solo necesitas un secador de pelo y un balde de agua fría.

  • Enciende el secador de pelo al máximo y apúntalo a la parte abollada del coche.
  • Colócalo en modo caliente.
  • Caliente el área del panel abollado y sus alrededores durante 10 a 15 minutos.
  • Enfría la pieza de repente con agua fría.
  • Repite el procedimiento de 2 a 3 veces.
Mira También:
Cómo Recuperar Una Batería De Coche Muerta

Esta es la mejor manera de quitar las abolladuras de un automóvil si:

  • La abolladura es demasiado pequeña para manipularla con una ventosa.
  • La abolladura está en un área inaccesible para otras herramientas.

Con este método debes tener mucha precaución y no calentar mucho el panel. Además, el secador de pelo debe ser de buena calidad, ya que usarlo continuamente por tanto tiempo, puede dañarlo.

Otro punto importante es que debes tener presente el estado de la pintura. Debes calentar el panel, pero cuidando de no dañar la pintura.

3. El método del kit de eliminación de abolladuras

Puedes solicitar un kit de eliminación de abolladuras en línea o comprar uno en una tienda de repuestos local. Viene con todo lo necesario para eliminar la abolladura y las instrucciones.

Sigue las instrucciones y no intentes improvisar.

Una cosa a tener en cuenta es que debes comprar el kit de eliminación de abolladuras que está diseñado para el tipo de abolladura que tiene tu automóvil. Existen varios kits para ello, y tu proceso de selección debe estar afinado para que no compres algo que después no puedas usar.

4. El método del martillo

No hace falta decir que cualquier problema con una pieza metálica se puede arreglar con un martillo. Si tienes una abolladura que no responde a ningún otro método, el martillo siempre es una opción.

Necesitarás tener un martillo del tamaño adecuado para la abolladura, una toalla vieja y algunas herramientas básicas. El método es bastante sencillo. Esto es lo que debes hacer.

  • Debes tener acceso a la parte trasera del panel con la abolladura.
  • Utiliza las herramientas básicas para llegar al otro lado de la abolladura.
  • Envuelve la cabeza del martillo en una toalla para minimizar el impacto.
  • Golpea ligeramente la abolladura con el martillo.
  • Sigue golpeando ligeramente hasta que la abolladura salga.

Este método es el más adecuado cuando tienes:

  • Abolladuras que no se pueden eliminar con ningún otro método.
  • Abolladuras que se encuentran en los paneles de la carrocería con fácil acceso a la parte trasera.
  • Grandes abolladuras.

Si bien es cierto que no tiene nada de especial usar el martillo para sacar las abolladuras, debes tener mucha precaución al hacerlo. El martillo siempre debe estar envuelto en el trapo, además de que debes controlar tu fuerza para no dañar la carrocería.

Todos estos métodos se tratan de quitar abolladuras de los paneles metálicos de la carrocería de un coche. ¿Qué pasa si la abolladura está en el parachoques? ¡Puedes sacar eso también! ¡Veamos cómo!

Mira También:
Cómo Saber si mi Coche Puede Circular por Barcelona

Cómo Quitar Una Abolladura Del Parachoques De Tu Coche

Los parachoques de la mayoría de los coches nuevos están hechos de plástico. Puedes deshacer fácilmente las abolladuras de estos parachoques con agua caliente. Así es como funciona.

  • Vierte agua hirviendo en el área abollada del parachoques.
  • Golpea ligeramente los alrededores de la abolladura con un martillo hasta que salga el golpe.

Para Cerrar

También te puede interesar Cómo Pintar un Coche en 12 Pasos

Las abolladuras en el coche molestan a todos los propietarios de automóviles. Trabajar en el automóvil puede ser peligroso si eres ingenuo en este contexto. Una vez que conozcas todas las técnicas y procedimientos, reparar una abolladura será fácil para ti.

Recuerda que no todas las abolladuras las podrás sacar con estos métodos. Existen casos graves en los que debes ir a un taller de carrocerías para realizar la reparación.

Además, debes tener siempre presente, que indiferentemente del método que uses, debes tener cuidado de no dañar la pintura de tu coche. Mientras más antiguo sea el coche, mucho más riesgo correrás de dañar la pintura, ya que puede estar quemada, tostada y no se adapta a la maleabilidad del panel.

Recuerda que, si por motivo del choque o golpe, el panel se agrietó o rompió, debes llevarlo a un taller de reparaciones de carrocería. La chapa nueva debe soldarse y luego rectificarse y lijarse si aparecen grietas debido a una abolladura.

►TAMBIÉN DEBERÍAS LEER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciéndote contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más información