Cómo Se Recarga Un Coche Eléctrico

Diariamente se venden más y más coches eléctricos aquí en España. Estos números van creciendo, y aunque no se acercan a lo esperado en Europa, la demanda por estos coches seguirá aumentando con el paso del tiempo. Por ello, mucha gente se pregunta ¿Cómo se recarga un coche eléctrico?

En comparación con los vehículos que funcionan con combustibles fósiles, los coches eléctricos tienen muy poca infraestructura para su debida carga. Los puntos de recarga son pocos y está el hecho de la poca autonomía de estos coches.

Todo esto hace que se desconfíe aun en la compra de coches eléctricos. Sin embargo, ya se han visto avances en el sector, y por ello, los números han estado creciendo.

Cómo Se Recarga Un Coche Eléctrico
Recarga Un Coche Eléctrico

¿Cómo Funciona La Batería De Un Coche Eléctrico?

A pesar de toda la tecnología involucrada en la creación de una batería de automóvil eléctrico, este componente no es muy diferente de una batería convencional. La que se usa para alimentar el control remoto o la batería de tu teléfono inteligente, por ejemplo.

Una celda común es un conjunto compuesto básicamente por tres elementos: el ánodo (polo negativo), el cátodo (polo positivo) y un electrolito. Para proporcionar energía, la célula transforma esta solución química a través de un proceso de transición de electrones entre los dos polos.

Así, la electricidad se produce precisamente al conducir los iones generados por este intercambio a través del electrolito.

En los coches eléctricos, la batería está formada por miles de estas “células”, que suelen ir unidas en paralelo o en serie, y son las encargadas de aportar la energía que consume el motor del vehículo.

Cómo Se Recarga Un Coche Eléctrico

Además de su poca autonomía, encontrar un lugar para cargar los coches eléctricos puede ser un auténtico dolor de cabeza.

Actualmente, no todo el mundo puede hacerse de un vehículo eléctrico (EV). Por ejemplo, aquellos que viven en apartamentos y no tienen un garaje asignado, difícilmente encontrarán viable comprar un coche eléctrico.

Una de las primeras y principales preguntas es… ¿Dónde puedo cargar el coche? Existen diferentes procedimientos para cargar coches eléctricos. Y ubicaciones también.

Los vehículos eléctricos se pueden cargar de 3 formas:

  • En casa a través de un enchufe doméstico.
  • En casa a través de un Wallbox o caja de pared.
  • En la calle a través de estaciones públicas y privadas de recarga.

La carga por inducción, una opción más rápida e inalámbrica, ya se encuentra en la fase de prueba, pero solo estará disponible dentro de unos 3 o 4 años.

En casa a través de un enchufe doméstico

A través de una simple toma de corriente doméstica de 10A, es posible cargar un coche eléctrico. Sin embargo, el tiempo de carga es muy elevado.

Por ejemplo, a través de este medio, el Renault Zoe EV 40, con una batería de 41 kWh y más de 300 km de autonomía, tarda unas 25 horas en cargarse por completo.

La autonomía de los vehículos eléctricos ha ido creciendo. Pero al igual que la autonomía, también ha aumentado el tiempo necesario para alcanzar la carga completa.

Por lo tanto, una simple toma doméstica no resulta ser una buena opción.

En casa a través de un Wallbox o caja de pared

Para quienes llevan el coche en casa, es imprescindible y muy recomendable adquirir un Wallbox. El Wallbox es una estación de carga doméstica que reduce en gran medida el tiempo de carga.

Se puede adquirir del fabricante de vehículos eléctricos, o de empresas proveedoras de este producto que instalarán la caja de pared indicada para tu automóvil, en tu propia casa.

Mira También:
Cómo Saber Si Un Coche Es Robado

La velocidad de carga del Wallbox es considerablemente más alta que el primer método, y por ello se recomienda que te hagas de uno al comprar el coche eléctrico.

En la calle a través de estaciones públicas y privadas de recarga

Actualmente, existen puntos de recarga para coches, desarrolladas por las generadoras de energía en todo el territorio español. Estos puntos de recarga están provistos de estaciones rápidas y semi-rápidas, dependiendo del servicio que escojas.

Además están estratégicamente distribuidos por todo el territorio, para garantizar una carga cercana a la población. Por ejemplo, Iberdrola tiene más de 10.000 puntos de recarga que puedes ubicar fácilmente a través de una aplicación dedicada, disponible en Google Play.

Los cargadores usados en estos puntos de recarga, por lo general te pueden cargar el coche en un 80%, en tan solo media hora.

Pasos para realizar la recarga de tu coche eléctrico

Realmente es muy fácil realizar la recarga, basta con cumplir los siguientes pasos:

  • Estaciona el coche cerca del punto de carga. Por lo general, el puesto de carga se encuentra en la parte trasera o en uno de los laterales del coche.
  • Las estaciones de carga rápida, ya tienen incorporado un cable de carga, así que no necesitarás llevar uno. Pero en caso de que necesites usa tu propio cable de carga, debes conectar el cable primero a la estación, y luego al vehículo.
  • Espera el tiempo estipulado por el personal de la estación. Por lo general es de 20 minutos a media hora.
  • Al terminar la carga, realiza el correspondiente pago.
  • Desconecta tu vehículo de la estación.
  • Arranca el coche y libera la estación para que otro vehículo cargue.

También te puede interesar Top 10 Marcas De Coches Híbridos Y Sus Modelos Más Representativos

¿Cuánto Tiempo Se Tarda En Cargar Un Coche Eléctrico?

El tiempo de carga de un coche eléctrico, dependerá de varios factores que se deben considerar. El tiempo de carga depende de:

  • El tipo de corriente que se usa para cargar.
  • El tipo de red eléctrica que se utiliza.
  • La potencia del cable que se utiliza para cargar.
  • La potencia del convertidor AC / DC integrado en el coche.
  • La capacidad de la batería.
  • La potencia del cargador.

1. El tipo de corriente

Hay dos tipos principales de corriente para cargar un vehículo eléctrico: corriente continua (CC) y corriente alterna (CA). La red eléctrica siempre está disponible en corriente alterna por la empresa de servicios públicos, mientras que las baterías en general solo pueden almacenar energía en corriente continua.

Es por eso que la mayoría de los dispositivos electrónicos tienen un convertidor, incluidos los teléfonos celulares. En este caso, la conversión de corriente alterna para cargar el celular es responsabilidad del cargador, el cual tiene un pequeño convertidor en el enchufe.

Con los coches eléctricos no es diferente. Hay un inversor que convierte la corriente alterna de la red en corriente continua para alimentar la batería. El inversor, o convertidor, se encuentra dentro del vehículo y comúnmente se denomina inversor integrado o cargador a bordo.

Este es actualmente el método más común para cargar vehículos eléctricos y la mayoría de los cargadores usan corriente alterna para cargar.

Como se indicó anteriormente, la energía de la red siempre está disponible en corriente alterna. La diferencia entre la carga de CA y CC es donde se convierte la energía para cargar la batería, dentro o fuera del automóvil.

Mira También:
Cómo Conducir un Coche Automático

A diferencia del cargador de CA, el cargador de CC tiene su propio inversor en el interior. Esto significa que puede alimentar directamente la batería del vehículo, sin tener que pasar por el cargador de a bordo para convertir la corriente.

Debido a esto, los cargadores de CC son más rápidos que los de CA.

2. El tipo de red eléctrica

El tipo de red eléctrica también influye en el tiempo de carga. Dependiendo de la tensión disponible en la red eléctrica, la potencia de carga puede variar y, en consecuencia, el tiempo de carga variará.

Para saber cuál es la red eléctrica de tu hogar o establecimiento comercial, simplemente consulta con tu electricista de confianza. La gran mayoría de cargadores funcionan con voltaje de 220 V, por lo que existen tres tipos posibles de suministro de voltaje de bajo voltaje para cargar el vehículo eléctrico.

Red monofásica

Monofásico 127 V o 220 V (F + N + T) siendo una fase, una neutra y una tierra.

El cargador normalmente funciona con 220V, por lo que si el suministro monofásico es de 127V, será necesario colocar un autotransformador para subir el voltaje a 220V.

Red bifásica

Bifásico 220 V (2F + T) con dos fases y una tierra.

Este es el voltaje de entrada con el que funcionan la mayoría de los cargadores.

Red trifásica 3F + 1N

Trifásico 220 V o 380 V (3F + N + T) siendo 3 fases, una neutra y una tierra.

En modo trifásico, el cargador normalmente funciona a 380 V, por lo que si la alimentación trifásica es de 220 V, será necesario colocar un autotransformador para subir la tensión de 220 V a 380 V.

Cuanto mayor sea la potencia, más energía puede suministrar el cargador al vehículo y menor será el tiempo de carga.

3. La potencia del cable

La potencia disponible en el cable no se considera un factor, pero también es importante, especialmente para la carga en corriente alterna (CA), porque así como la energía en la red eléctrica puede ser bifásica o trifásica, los cables siguen el mismo patrón.

El mismo tipo de cable se puede encontrar en diferentes fases y potencias y esto influye directamente en el tiempo de carga.

Esto se debe a que la carga de CA siempre termina limitada por la potencia más baja, ya sea el cargador, el inversor de CA / CC incorporado, o el cable. Para conocer la potencia máxima del cable, debes consultar al fabricante.

Por ejemplo, los cables con un conector estándar Tipo 1 (SAE J1772) transportan una potencia máxima de hasta 7.4 kW, mientras que algunos cables con un conector estándar Tipo 2 (IEC 62196) pueden transportar una potencia máxima de hasta 22 kW.

Una pregunta muy común es cuánta energía hay disponible en el cable. Cuando se dice que el cable lleva hasta una potencia determinada, también se cumplen todas las potencias inferiores, es decir, un cable de hasta 22 kW puede cargar el vehículo en 3,7 kW, 7,4 kW, 11 kW y 22 kW.

Sin embargo, recuerda que la carga siempre está limitada por la potencia más baja, ya sea del inversor del automóvil, el cargador o el cable.

Cómo Se Recarga Un Coche Eléctrico
Cómo Se Recarga Un Coche Eléctrico

4. La potencia del convertidor AC/DC

Como dijimos antes, este equipo que se encuentra dentro del vehículo, es el que se encarga de convertir la corriente alterna de la red eléctrica en corriente continua para alimentar la batería.

Es común que la gente crea que el cargador utilizado para cargar el coche eléctrico es el único factor que define la potencia de carga total y, en consecuencia, el tiempo de recarga, pero en la carga AC, la potencia del inversor AC / DC integrado en el coche también influye en el cálculo.

Mira También:
Cómo Demostrar Vicio Oculto En Un Coche

Cuanto mayor sea la potencia de este convertidor, mayor será su peso y tamaño. Esta es la razón principal por la que la mayoría de los coches eléctricos todavía vienen con un convertidor AC / DC de baja potencia.

La mayoría de los automóviles eléctricos tienen un inversor monofásico integrado, es decir, de baja potencia.

Por lo tanto, incluso si compras un cargador potente conectado a la red trifásica, con cable trifásico, si el inversor del vehículo es monofásico - hasta 7,4 kW, el tiempo de carga estará limitado por la potencia más baja, en el caso de monofásico.

Para conocer la potencia del convertidor integrado de un vehículo eléctrico, simplemente consulta el manual técnico.

5. La capacidad de la batería

La capacidad de almacenamiento de energía que soporta la batería, medida en kWh, es otro factor que influye en el tiempo de recarga. Al igual que con los teléfonos móviles, cuanto mayor sea la capacidad de la batería, más tardará en cargarse por completo, si se utiliza el mismo cable.

Para obtener información sobre la capacidad de la batería del vehículo eléctrico, se puede encontrar en la especificación técnica / manual o preguntar al fabricante del vehículo. Normalmente, la capacidad suele oscilar entre 24 y 90 kWh.

Independientemente del tamaño de la batería, no es posible comparar vehículos con diferentes capacidades de batería. Esta pregunta parece simple y obvia, pero es común encontrar informes que comparan vehículos eléctricos sin tener en cuenta esta diferencia de tamaño.

Otro punto importante es conocer el estado de carga de la batería (llena o vacía). Si la batería está completamente descargada, tardará más en recargarse en comparación con una batería a medio cargar.

Y para saber cuál es el nivel actual de la batería, los automóviles muestran esta información en porcentaje y en kWh en la pantalla digital del vehículo.

6. La potencia del cargador

La potencia de carga dependerá de varios factores. En el caso de la carga de corriente continua (CC), la potencia disponible en la estación eléctrica es mayor que la potencia que se encuentra en los cargadores residenciales y comerciales, lo que hace que el tiempo de recarga sea más corto.

En el caso de la carga en corriente alterna (CA), factores como la potencia del convertidor integrado en el coche, cable, cargador y tipo de red eléctrica pueden influir en el tiempo de carga. Pero, en general, un sistema de carga con mayor potencia carga el vehículo en menos tiempo.

Cada cargador tiene una potencia máxima que se transferirá de la red eléctrica al vehículo. Los cargadores de CA generalmente pueden cargar desde 3,7 kW hasta 22 kW, mientras que los cargadores de CC admiten hasta 350 kW de potencia.

Para Cerrar

También te puede interesar Cómo Cambiar La Batería Del Coche

El vehículo se puede cargar desde una toma de 110 V en interiores y su economía puede ser cinco veces mayor que la de un modelo de combustión. Y aunque es un mercado bastante pequeño en comparación a los vehículos de combustión, ya existe y se está estructurando lentamente.

Los coches eléctricos llegaron para quedarse. Su implementación es menor a la esperada a nivel mundial, pero poco a poco irá sustituyendo la tecnología convencional de combustible fósil. O eso es lo que se tiene planeado a futuro.

►TAMBIÉN DEBERÍAS LEER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciéndote contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más información